Hello There!

Hello There!

¿Cómo están? compañeros, lectores, panas, parces, motoruteros, etc. etc.
Después de muchos pedidos de una reseña de la FZ 2.0 la traigo, hecha y aumentada, porque una de las preguntas que más me han hecho últimamente (referente al tema) es ¿Gixxer o FZ?, la pregunta no es fácil de contestar, pero tampoco imposible, y siempre sujeto a una opinión subjetiva, sin embargo pretendo que este relato / reseña, ayude.
¿Por dónde comenzar?… Sigamos la lógica e iniciemos por donde nos quedamos la última vez.

Vendida la Pulsar NS que duro poco conmigo tenía ya en mente la próxima moto, sabía desde mi interior que era hora de volver a Yamaha, con una moto que ha sido mi preferida desde siempre, la FZ, ahora en versión 2.0, en realidad no hubo mucho conflicto interno, hubo destellos de posibilidades hacia otras motos, presentose una Gixxer, buena competencia, ya la conocía, y era unos miles de pesos más barata, sin embargo, el hecho de haberla ya poseído, le quitaba atracción, una Bajaj Avenger… no! por algo vendí la Pulsar, porque ya no quería tener problemas de calidad y/o dudas de motor (cofcofBajajBajoSuCalidadDeArmadocofcof), una XR de Honda? mmm puede ser, sigue siendo mi moto pendiente, pero dijeme internamente, ¿que le haces al cuento?, vamos por la Yamaha y te olvidas de todo. Sí, es más cara, si tienes menos Hp que la Gixxer, pero tiene Inyección de Combustible, te encanta la marca, y tiene más distribuidores, al demonio la congruencia, vamos a comprar la Yamaha.

Posterior compra de la FZ me di a la tarea de asentarla, lo más correctamente que pude, ya saben primeros 500 km no pasando de 4500 RPM, después de los 500 no pasar de 6000 RPM, según manual hasta los 1500 km y de ahí la verdad ya me volvió a valer cacahuate, aunque debo decir, éste periodo de asentamiento me ayudo a bajarle a mis revoluciones mentales, porque después de tener la Pulsar venia muy revolucionado, en este periodo la que asentó fue mi mente y me quite esa onda de correr a todo lo que daba la 200 NS, y ajustarme al paso de la FZ 2.0.

En este periodo realmente hice poquísimas salidas, la mayoría de km los hice en ciudad, notando varias cosas que son diferentes a la FZ16 anterior, aparte de la obviedad del diseño exterior, observo que muchas partes de diseño interno siguen intactas , incluso que podría adaptarles cosas como el guardabarro trasero del anterior modelo, el manillar no cambio, el manubrio tampoco, el cuadro, etc. pero también noto con agrado los cambios, definitivamente es una moto más alta que la FZ16 y que la Gixxer, en esta moto, no pego en los topes que con las otras motos si pegaba, incluso con pasajero no pega, y eso es algo muy notorio, cosa curiosa, ya que según las tablas de datos las ponen a la misma altura, ¿porque sucede esto? no lo sé, pero se agradece.
La suspensión que trae de  fábrica está en el punto medio, para mi gusto demasiado blanda, en su primer servicio pido que lo suban para endurecerla, el asiento doble me encanta como se ve, el pasajero definitivamente va más cómodo, porque el asiento trasero es de los más anchos en las 150cc con unas agarraderas de tamaño y prominencia ideales, aqui debo acotar que ésto es un punto en contra de la Gixxer, su asiento está demasiado reducido para el pasajero y además inclinado hacia el conductor (YA NO DIGAMOS DURO, aunque no tanto como en las Pulsar), cosa que no pasa con esta FZ, donde el diseño del asiento, adicionalmente de ser plano, hace una cuneta para mayor comodidad.
Los espejos siguen siendo los mismos que en la FZ 16, si estuvieran un poco más grandes serian mejores, el acabado de los plásticos sigue siendo de calidad, sí, incluso de calidad superior a la Gixxer, las llantas que monta son la misma gama que de la FZ16 / Gixxer, la línea MRF Zapper, de buen agarre sin ser las mejores (Dicen por ahí, que en el Espinazo del Diablo, iban tan pegadas al pavimento que parecían chicle [eso se dice AQUÍ], definitivamente no son Eurogrip [Bajaj] ni Sakura [Italika] jaja ) gracias al cielo.
La suavidad con la que se maneja y se siente el motor con el F.I. es algo para notar, si la Gixxer era mantequilla, esta FZ es seda, un punto a favor definitivamente para comprar la FZ, además el F.I. monta en el tablero un “modo ECO” (de ecológico, para aquellos que se han preguntado), que consiste, en un modo de manejo que la moto tiene, básicamente es un testigo indicándote en que momento estas conduciendo de manera eficiente reduciendo emisiones y consumo de combustible, conduciendo en éste  modo ECO, el tanque de 10 litros me dio 530 km (alegan en grupos que les ha dado hasta 560, y asi como vi el consumo, yo sí les creo), y conduciendo en ciudad normalmente sin cuidar este modo ECO (como yo conduzco que es arriba de las 7000 RPM), me marca un consumo arriba de 400 km por tanque, incluso 450 km/T sin problema alguno, como podría ser miedo a quedarme varado por poca gasolina. Un excelente rendimiento, comparando con los 330 km que me daba la Gixxer con su tanque también de 10 litros.

Entre otras observaciones, noto que esta FZ 2.0 prescinde del arranque por patada, y que no tiene perilla de reserva de gasolina.
Solamente podría tener dos puntos en contra hasta el momento a mi punto de vista, uno, para ser éste tipo de moto y con ese precio, pudieron haberle puesto un tablero más completo y de mejor calidad, vamos, incluso de mejor vista, el tablero de la Gixxer esta hermoso, y muy completo. Yamaha se puso tacaño en este aspecto dándonos un tablero soso, se echa de menos un TRIP 2, un reloj y un marcador de marcha engranada, cosas que el de la Suzuki si tenía, además de un testigo que encendía cuando excedías cierta cantidad de RPM regulable a tu gusto,  digo puedes vivir sin esas cosas, pero es muy agradable tenerlas (¡¡el reloj!! por Dios ¡¡el reloj!!), y sobre todo porque estas pagando por un producto más caro que otras motos que le compiten.
Y dos, el motor tiene un cierto sonido metálico, un clic metálico constante, no es molesto si no le pones atención, pero es un sonido curioso, esto me causo duda e investigue, al principio pregunte en foros y páginas, dicen que así les salió el motor allá en Yamaha, en agencia me dijeron lo mismo, y con el mecánico de confianza que también tiene una FZ 2.0 me dice que sí, es un sonido que todas traen, bueno, dicen por ahí, si no le suena algo no es Yamaha. Punto subjetivo hasta que se compruebe, siento que este motor en general es un poco mas ruidoso que el de la FZ16, no estoy seguro, pero casi podría decir que sí. En fin, dejo un par de videos que ilustran este periodo.

Ya un vez decidido a dejar el asentamiento atrás, quise hacer una ruta para probar la nueva FZ y sus capacidades. La ruta necesitaba tener tres cosas, una sección de rectas en autopista, una sección con curvas de nivel, y bajadas y subidas, para que yo tuviera la prueba completa. Con anticipación imaginaba a donde iba ir a parar, una vieja conocida, la Carretera Federal 120, aquella que nos lleva a través de la Reserva de la Biosfera Sierra Gorda de Querétaro. Se ofrecía como la opción más viable, no quería una ruta de varios días, porque tampoco hay $$ para derrochar, tenía que ser una rodada de las que acostumbro, un día, ida y vuelta. Reviso el clima, tenemos 2 semanas sin ver el sol en la CDMX, inundaciones incluidas, cuando veo un 15 de Julio con pronóstico de cielos despejados y mi fecha está libre de compromisos, así que queda decidido.

Parece que fue hace mucho aquella ocasión cuando visite la sierra por primera vez, (Para ver el relato, clic AQUÍ ) solo han sido escasos 3 años, recuerdo el nerviosismo que me causo, me prepare bastante, revise mapas, cheque la carretera, preparar la moto para que quedara en perfecto estado, el no dormir por la emoción de viajar al día siguiente, el levantarse súper temprano, en fin, todo lo que conlleva rodar.
Esta ocasión es muy diferente, ahora quiero irme con calma, ya conozco el camino y los tiempos. Me levante más tarde, desayune con calma, hice los últimos arreglos al equipaje que siempre llevo, menesteres que ya tengo previamente preparados, lo de siempre, herramienta básica, sellador de llantas, bomba de aire, manómetro, cinta de aislar, botiquín medico básico, impermeable y demás amenidades que preveo me puedan surgir. Una noche antes cargo mi cámara, la pila portátil, mi celular, y preparo mi equipo de moto, Chamarra de motociclismo, chaleco Hi Viz (sigo sin ser Bro hi viz xD), rodilleras, y las botas de moto.

Llegada la hora, salgo sin prisa de la CDMX, y noto que hay mucho tráfico a pesar de ser sábado, tardo mucho más en salir de la ciudad de lo que esperaba a las 10:00 am estoy pasando la caseta de Tepotzotlan, me detengo un momento, mando mensajes, y ahora sí, que inicie la prueba.
Inicialmente voy bien, la moto tiene una posición cómoda, el manubrio esta unos grados arriba de cómo estaba acomodado en la anterior FZ16, punto a favor, ya que este ligerísimo cambio te permite seguir teniendo esa posición de ataque al conducir, pero no es tan cansando ni forza a tu peso ir hacia adelante, una mejora de diseño sin duda. Vengo pensando en las diferencias que hay entre esta FZ y la Gixxer, la última vez que pase por esta carretera fue yendo dirección Durango para la 3era reunión del Sitio  (Relato de esa ocasión, Clic AQUÍ ). La Gixxer en esa recta de la carretera 57 D se sentía por momentos casi insegura, si comenzaba a soplar el viento, la moto se movía, con esta FZ la historia es diferente, es una moto que de entrada es más grande que la Suzuki, y seguramente el diseño cambia, como sea, la FZ no la mueve el aire, no siento que tiemble en ningún momento, incluso con las fuertes corrientes de aire que arrastran los camiones y tráileres, la moto no se inmuta, o por lo menos, no tanto como para que se sienta feo. Su curva de aceleración si es más lineal definitivamente, con la Gixxer la aceleración que tenía era muy explosiva, daba gusto engolosinarse con esa potencia y su respuesta tan refinada, con esta FZ es mas predecible y un poco más lenta para explotar, sin embargo se comporta muy bien y tiene un punto a favor, la FZ no trae el seguro de la Suzuki, no se jalonea cuando llega a su límite de RPM, simplemente llega al límite y se mantiene ahí, punto a favor bajo la opinión de unos como yo, tal vez punto desfavorable para la opinión de otros, personalmente eso me agrada bastante, ya que con la Gixxer peleaba mucho con esas RPM superiores, donde no me dejaban sacarle todo el potencial. Dejo unos pequeños datos de este trayecto:

Geo-Tracker-2017-07-15-22-39-07

Geo-Tracker

Continuo por la carretera, ya aclarados estos puntos en mi mente, me concentro totalmente en la ruta, no pretendo que haya descansos, así que haré lo menos posible, ya avance más de 120 km y el indicador de gasolina ha bajado únicamente una línea, el consumo de gasolina está resultando muy parecido al uso citadino que le he dado, esto me sorprende un poco, decido cargar hasta pasando Tequisquiapan, y eso solo porque soy desconfiado por naturaleza. Pasado la caseta de palmillas hay un notable cambio de asfalto, la calidad se ve dramáticamente disminuida y el asfalto deja de serlo para dar a paso a una carretera construida en bloques en pésimas condiciones, cada vez que he pasado por ahí, ha ido empeorando debo decirlo, inclusive, justo en ese tramo pero en la parte de regreso a la CDMX fue donde en Diciembre pasado, tuve un accidente por un tremendo bache que resulto en ambos rines doblados (Ups! tremendo spoiler del relato de regreso de Durango que todavía no me decido a escribir jaja) Todavía con ese recuerdo fresco en mi memoria, voy recorriendo esta parte con extremo cuidado, y poco a poco voy notando algo bastante obvio, “mmm… el acotamiento está en mejores condiciones que la carretera, y es bastante amplio”, mingue su chadre, me voy por el acotamiento. Buena parte de esa sección me voy por el acotamiento sin sufrir los baches hasta que llego a la desviación a San Juan del Río. Una vez entrando a esa parte del recorrido, intento pasarlo lo mas rápido que me sea posible, entre la hora que es y el ansia de llegar a la parte sabrosa de la ruta, hace que este trayecto se acorte a como lo recordaba.

Compañia? Donde?

Compañia? Donde?

Nuevamente transito a paso veloz por San Juan, Tequisquiapan, Ezequiel Montes (cargo gasolina), venia esperando más motociclistas en el camino por ser Sábado, pero todo lo que veo es gente en camiones de Tours que van a los viñedos del semi desierto, y hay bastante afluencia, venta de vino en la carretera, pochos tomando cerveza en sus autos “tuneados”, familias con canastas saliendo de los sembradíos, me da gusto ver a la gente consumiendo productos nacionales y dando trabajo a los paisanos que viven en esos lugares, también me sorprende un poco la proliferación de balnearios en la carretera, continuo a un paso aceptable para mí y sin retrasos paso Cadereyta, hasta llegar a Vizarron de Montes, llegado a este punto se que ya estoy a nada de iniciar la entrada en pleno a la Sierra Gorda. Vengo muy satisfecho con el comportamiento de la FZ, no rechista, no hay bajones de fuerza, se mantiene en velocidad constante, me permite hacer rebases apenas justos, pero posibles. Hasta que finalmente, me encuentro cara a cara con aquellos letreros que anuncian uno de mis lugares favoritos, lo que yo llamo “la entrada a la sierra Gorda”. Para Ilustrar este camino que narro, clic en el video.

 

Que inicie el Show Ver. 3.0

Que inicie el Show Ver. 3.0

Nuevamente esa pequeña y prolongada curva me recibe con el mismo ímpetu de siempre, desafiante, impávida, casi inefable. Inmediatamente se presenta ante mis ojos, aquella piedra laja, el tipo de piedra que conforma gran parte de la sierra, premeditadamente paro en un descanso al lado del camino, ¿la razón?, la de siempre, el paisaje es tan sublime que no puedo negar un par de fotos para la biblioteca personal. Pasan solo unos momentos y continuo con la faena, se que me esperan largas curvas y un buen tramo de conducción, y no solo eso, me espera el regreso. Entre que voy paisajeando y voy concentrado pasan las primeras curvas del llamado “Divisadero”. Curvas de buen nivel, y de gran altura paisajistica. Desde la primera vez que las recorrí, han sido de mis favoritas. Pasan por mi mente, los recuerdos de las visitas anteriores, un resbalón que tuve con una NS rentada, la célebre caída de “Ant Toreto Coyote Torres” (Gran amigo) (pueden consultar el video de su caída AQUÍ, y el relato de esa ocasión con el genial titulo de “Pegas como niña Sierra Gorda“, de la cual recientemente ya se cumplieron ¡dos años!) Esto hace que me concentre aún más, si disfrutar, pero nunca descuidar. Vengo sintiendo la FZ, observando cómo reacciona, como son sus dinámicas, como actúan sus pesos y contrapesos, el agarre que tiene en las llantas, como responde al acelerador, todo lo que pueda imaginarme, pasa la prueba con creces, la moto nunca se queja, no es dura, no te da dificultades para curvar ni para acostarse, sin embargo, con el recuerdo de la Gixxer, debo decir que debido a su tamaño mas reducido la Gixxer es ligeramente mejor para tomar las curvas, esto claro, no quiere decir que la FZ sea mala, ¡para nada! Gixxer lovers no se esponjen, ambas motos son excelsas, pero en ese rubro, Suzuki le ganó la partida por muy, muy poco, estoy casi seguro que es debido a que la Gixxer tiene menos colín, y está más corta en la parte trasera, no obstante, con la FZ el pasajero no sufrirá y si son como yo que constantemente viaja con acompañante (N) este es un punto decisivo para elegir entre una y otra. Nuevamente les traigo un video de estas primeras curvas:

Pasando esta sección, la carretera se convierte en una recta, pero esta no es como la de la carretera 57D, no, nada que ver, aquí el paisaje domina todo, puedes ver la sierra extenderse a lo lejos, como te alejas de unas montañas y te acercas a otras, puedes alcanzar a observar, si es el caso, las nubes a lo lejos, si te va a tocar lluvia, o va a ser un perfecto día soleado, una delicia para aquellos que sepan tomar fotografías. El día, es excelente, despejado y con poca nubosidad, aquí también ha estado lloviendo y se nota, las plantas están verdes, hay mucha vegetación en crecimiento.

Antes de llegar a Peña Blanca, la carretera se pone con ganas, inicia una subida que no se detendrá hasta llegar al punto más alto de la Sierra, el camino aun a pesar de ser carretera Federal, está en excelentes condiciones, dando la impresión que bien podría ser de cuota, pasas al lado de las brechas que han abierto entre los cerros, para llegar a esa parte donde el viento sopla siempre con ganas, en esta es la única sección donde siento que la FZ se mueve un poquito, y es que si, con la baja de los cerros, las corrientes de aire toman fuerza. Nada que represente un problema ni nada similar. Paso rápido por Peña Blanca, un perro se me atraviesa cual chilango cruzando la calle, aplico frenada de emergencia, y listo me detengo a escasos dos metros del can, el cual al verme se asusta y sale corriendo. Pienso para mis adentros “vámonos con cuidado que tenemos que regresar sanos y salvos”. Reanudo la marcha, el pueblo es realmente pequeño y antes de que te des cuenta ya estas saliendo del él e iniciando el camino que bien podría pasar por una serpiente reptante entre los cerros.

Veo Impresionado como la sierra está cubierta con un manto verde, el más verde que yo le haya visto en las ocasiones que he ido, definitivamente el agua es vida, y las lluvias han hecho lo suyo. Me detengo un pequeño momento para contemplar nuevamente la mole que se me pone enfrente ahora recubierta con un fino vestido verde profundo, las tonalidades de la sierra son más intensas, la piedra de las paredes en la carretera parecieran haber sido lavadas, el asfalto limpio, mas no podría pedir, y coronando la escena un cielo con un azul espectacular solo interrumpido por nubes esponjosas que embellecen la escena. Poca justicia le hacen las fotos y los videos que realice, sin embargo se los traigo para que se den una idea de la magnificencia de la naturaleza.

Viejos los cerros, y reverdecen...

Viejos los cerros, y reverdecen…

El trayecto inicia muy bien, hace calor, pero no en exceso, la hierba verde refresca un poco el camino, de a poco voy recordando cómo es que tomaba las curvas las veces anteriores, viene a mi memoria, los trazado de curvas de los que tanto he visto y leído, algo se me debió haber pegado, trato de hacerlo lo mejor posible, recuerdo que la primera vez que pase por aquí, me emocione tanto que iba rozando con los posapies en las curvas, le di un llegue al escape de la FZ un rayón al caballete central del lado izquierdo, en fin, me deje llevar por la adrenalina de curvear, (debo decir también que la FZ anterior rozaba con relativa facilidad el suelo, con esta nueva 2.0 tiene una mayor distancia al suelo por lo cual es más complicado rozar posapies o cualquier otra parte). Ahora sigue estando esa parte de adrenalina, pero no me esperaba que los paisajes se presentaran así ante mí, ahora vengo más embelesado en la contemplación de los colores y los matices a lo largo del camino, y antes de que me diera cuenta, ya estaba llegando a uno de mis miradores favoritos, donde se tiene una espectacular vista del cerro de la Media Luna (Como mero dato extra, en dicho cerro justo en una de las puntas existe un lugar de ensueño, es un mirador llamado “Cuatro Palos“, de verdad si alguna ocasión tiene la oportunidad de visitarlo no lo duden, es un lugar escondido y maravilloso, y de paso ayudan a la comunidad más pobre de Querétaro). Me detengo unos momento contemplando mi propia pequeñez ante esa inmensidad.

Mighty Yamaha FZ 2.0 F.I.

Mighty Yamaha FZ 2.0 F.I.

The force is strong with this one

The force is strong with this one

Donde los sueños se funden y se forjan

Donde los sueños se funden y se forjan

Hello my name is: OJK

Hello my name is: OJK

Si por mi fuera yo me quedaría todo el día y la noche en ese lugar contemplando, despierto en la realidad y sé que debo continuar, lo haré gustoso ya que estoy haciendo algo una de las cosas que más disfruto, motorutear, me hidrato porque el calor se está poniendo intenso, y a darle. La carretera me sigue mirando de frente sin titubear, yo la asumo de la misma forma sin titubeos, firme, pero más importante, a mi paso, decido acelerar un poquito más, mi plan es llegar a la Puerta del Cielo lo más pronto posible. Poco a poco noto ese sutil cambio de clima tan característico de esta sierra, voy dejando el semidesierto atrás y los arboles de montaña comienzan a hacer su aparición, sé que no estoy lejos del límite municipal de Pinal de Amoles, inicio el camino donde las subidas son un poco más prolongadas, la FZ viene respondiendo como lo esperado de una marca Japonesa, excelente, muy acorde a su cilindrada, justo en esos momentos es cuando desearías tener un poco más de punch, en las subidas y los rebases, no obstante eso no impide que nos demos la divertida de la vida en estas motos de motores pequeños. Como alguna vez leí en el H. Sitio de Motoruta México, la Cilindrada es solo un límite mental, y si, todo está en nosotros, como dice otro honorable miembro del sitio, solo es cuestión de subirte a la moto y ponerte a Rodar (hola Mr. Fusibles), definitivamente solo se trata de rodar, sin prejuicios de ningún tipo, Solo eres tú, el asfalto, el viento, el ronronear del motor. No necesitamos nada más.

Poco a poco vamos avanzando, la altura se comienza a elevar, hasta que finalmente veo el letrero “Pinal de Amoles”, ya entre al municipio, aquí las vistas adquieren otra dimensión, cada vez alcanzo a ver más lejos, incluso, gracias a lo despejado del día, alcanzo a divisar la Peña de Bernal, wow! eso me deja un poco impactado, quiere decir que tenemos una visibilidad envidiable.

Escenas de las Sierras no importa cuantas veces las visitemos, siempre encontramos algo nuevo

Escenas de las Sierras no importa cuantas veces las visitemos, siempre encontramos algo nuevo

Finalmente el cambio de vegetación se da por completo, comienzo a ver esos pequeños pueblos que están asentados en las cimas de las montañas, eso solo puede significar una sola cosa, la puerta del cielo, está muy cerca, la carretera sigue sinuosa y angosta, vengo bastante confiado en la moto, al igual que la FZ anterior, Yamaha saco un buen producto, la moto no necesita descanso, y sigue sin parar, el que ya necesita un pequeño descanso e hidratación soy yo, pero me espero a la visión esperada. Tomo unas curvas que ya me son familiares, inicio una vuelta y al abrirse, ahí está, “La puerta del Cielo”. Lugar donde el asfalto parece terminar y continúa fundiéndose con el cielo para elevarnos a la contemplación.

Una entrada al paraíso

Una entrada al paraíso

Recuerda, la Fuerza estará contigo, siempre -OWK

Recuerda, la Fuerza estará contigo, siempre -OWK

Un lugar digno para detenerse, no solo en el camino, si no en los pensamientos, la carretera, el recorrido, el lugar, la altura, el paisaje, todo se conjuga para hacer una reflexión de nuestro mundo. La cavilación dura menos de lo que me hubiera gustado, soy interrumpido por un ave que me llama la atención, he visto muchos halcones y gavilanes en la sierra, pero este es diferente, volando a escasos metros cerca de mí, veo con claridad que es un buitre que anda volando bajo y no creo que sea por lo que dice Jose Alfredo ( ROLON!).

Fauna Autoctona, un buitre mexicano

Fauna Autoctona, un buitre mexicano

El avechucho marca mi hora de continuar, retomo la figura en la moto, y me dirijo al pueblo de Pinal de Amoles, con la única finalidad de tomar un par de fotos en ese lugar donde colocan el nombre del lugar en grandote.
Un poco de curvas más y noto entre la vegetación el techo de las casas de color rojizo, el pueblo también está muy despejado de cualquier indicio de neblina. Antes de que entrara en calor, me encontraba en el susodicho lugar, tomo unas cuantas fotografías y listo, vamos de vuelta por donde vinimos.

Pinal de Amoles

Pinal de Amoles

Infaltable Selfie

Infaltable Selfie

Mi meta se ha cumplido, sé que el regreso es más rápido, ya que toda la sierra es de bajada, esto me agrada y sé que las vistas cambian, siguen siendo espectaculares, pero no es lo mismo pa’alla que pa’ca, inicio con buen ritmo el descenso, si en la ida no hice tantas paradas en el regreso haré menos, el horario juega a mi favor, quiero pasar la sección del entronque de San Juan del Río-Palmillas con luz de sol y lo más rápido posible, parte, porque así podré ver todos los cráteres que tiene y los podre esquivar con anticipación, a sabiendas que cruzando Palmillas el asfalto se vuelve decente, y otra parte porque sé que la luz que tiene la moto consta de un foco H4 35/35 w que su iluminación en ciudad es apenas aceptable, en carretera sinceramente es muy poca (próximo upgrade, cambiar foco, o exploradoras no lo sé, porque en verdad que se necesita, en este rubro, todas las 150 cc están igual necesitan más iluminación), sabedor de esta situaciones, me doy prisa descendiendo sin paradas practica mente, solo me detuve en cierto lugar que me llamo la atención por lo espectacular de su vista.

El infinito mar de montañas

El infinito mar de montañas

Solo basta un buen día para regresar.

Solo basta un buen día para regresar.

Viviendo al limite

Viviendo al limite

Termino de Bajar la Sierra, con el Sol todavía muy alto en el horizonte, tanto así, que vengo sudando demasiado, paso Peña Blanca de nuevo, y entro a la zona de rectas del camino, aquí nuevamente pasando un entronque el cual todavía no está terminado al 100 (que desde la primera vez que pase hace ya unos años estaba en construcción… nótese la eficiencia gubernamental para las obras),decido hacer otra pequeña pausa, definitivamente necesito hidratarme, aprovecho para tomar unas cuantas fotos y continuamos.

De donde venimos

De donde venimos

A donde vamos

A donde vamos

Paso la serie de pueblos que he mencionado de nuevo, todo sin problema alguno, me siento todavía más suelto en la moto, porque al iniciar este viaje, realmente tenía muy poco kilometraje encima de ella, menos de 2000 km, no estaba seguro de cómo se comportaría, de cómo me sentiría yo, sabía que no iba a cambiar mucho el tipo de conducción, pero también era cierto que cuando enfrenté carreteras con curvas generalmente yo traía más kilometraje encima de la moto en turno, dándome más confianza, esta ocasión confié en la moto y en mí, el resultado, un excelente viaje y una buena prueba.

Continuo el viaje sin novedades, antes de San Juan del Río paso a cargar gasolina (segunda ocasión en el viaje, 6 litros le entran), mientras me despacha, me hace la plática el señor de la gasolinera, me pregunta si me moto es una Ducati, “hágame la buena! jajaja”, no, la mía es una Japonesa Hindú de baja cc solamente. Me despido después de esta plática jocosa, y observo con gran ánimo que el sol sigue alto, seguramente a este paso que voy, librare ese tramo de la carretera de Palmillas sin problema.
Efectivamente así ocurrió, el día despejado me ayudó mucho y retome la carretera 57 D, pase la caseta de Palmillas todavía con la tarde fulgurante y me dedique a comer kilómetros, Sabia que más adelante hay una bajada donde puedo ver cuánto da la moto en velocidad, preparo la cámara, y a darle, en cuanto siento el declive, empiezo a meterle al acelerador, y solo veo como suben los km/h, 115 118 120 121 123 124… 125! y todavía sentía que podar un poquito más, sin embargo satisfecho lo deje así, y volví a mi ritmo normal, nada mal para una moto citadina, ¿y la vibración apa’?, lo normal para una 150cc monocilíndrica, realmente muy pocas, al igual que la Suzuki, solo se sienten molestas cuando llevas la moto al limite. Tengo video de ese momento para los curiosos:

 

Atardeceres de la carretera

Atardeceres de la carretera

Paso a comer antes de la entrada de nuevo a la CDMX y me voy más tranquilo aun, sé que la entrada es difícil por la cantidad de Tráileres, así que me iré con cuidado. Les dejo este video del maratónico regreso, desde la salida de Pinal de Amoles hasta la entrada a la caseta de Tepotzotlán.

Ya entrado a la ciudad, veo con gusto que esta despejada.
Llego a mi casa aproximadamente a las 9 p.m. con una sonrisa y muy satisfecho. Es hora de descansar. La ruta está hecha, la prueba concluida.
Respondiendo un poco a la pregunta FZ o Gixxer, como dije al inicio es difícil, ambas son buenas motos de hechuras muy similares, que incluso no me sorprende nada pero probablemente tengan partes que pueden compartir entre ellas. La Gixxer tiene mejor arranque, pero la FZ no viene limitada, y otro punto, curiosamente ambas motos me dieron una velocidad promedio muy similar, yo esperaba que la Suzuki tuviera un mejor desempeño porque en mi mente tenía la FZ16, pero con el F.I. de esta Yamaha arreglaron esos pequeño huecos de potencia que tenía, y lograron un desempeño al parejo de la Gixxer, aun teniendo un poco menos de HP y Nm. Si salen con acompañante, si debo decir que la FZ le gana claramente. Finalmente la decisión de cada quien se basara en sus gustos y en sus posibilidades, lo único que si les puedo asegurar es que ambas motos no los decepcionaran.

Kilomentraje total

Kilomentraje total : 650 km con 15 L de gasolina, para un rendimiento de 43 km/L

Mis amigos, lectores, a todo aquel que llego hasta el final del relato, muchísimas gracias, si estas escuetas lineas te causan algo, habrán cumplido su función, si no, espero que te hayan entretenido como lo hicieron conmigo, me divertí rodando, editando y escribiendo, todo sea por la Vida de motorutero.

Cheers!

No olviden seguirme en Twitter: https://twitter.com/ObiJuan_Kennobi
Y en mi canal de YouTube: https://www.youtube.com/channel/UCsO8Z7zT4wC0EOOTVbudeyA

  1. Alex Torres says:

    Tenías que mencionarlo…

    Muy buen relato, muy poético, aunque me quede con ganas de mas fotos

      Desvirtúale  

    • MI estiado troy obviamente tenia que mencionarlo jajaja
      mas fotos? jaja no le puse tantas porque sentí que serian muchas xD mas los videos, (y mira que si tengo bastantillas mas fotos de las que pense, pero muchas son repetidas :P ) pero ok anotado para la próxima entrada

        Desvirtúale  

  2. macnifico says:

    Excelente relato, muy detallado, muy prolijo.
    Tal vez solamente me quedarian dos dudas…
    Cuales son los costos de las motos que estas comparando?
    Cual es tu estatura?
    Yo rondo el 1.86m y con una Suzuki Boulevard 250cc que tuve, la senti chica para mi estatura y peso.
    Pero esta moto es bonita, y al parecer, segun tu relato, bastante confiable. Da tentacion. :-)
    *sin acentos por estar usando temporalmente una compu con windows*
    Saludos desde Reynosa
    macnifico

    ..
    .

      Desvirtúale