Cuando los Ruteros se Juntan

Cuando los Ruteros se Juntan

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Relato por:  Mario A.

Es la noche anterior  a la primera experiencia que tendré en carretera como nuevo motociclista, estoy un poco  nervioso pero  a la vez emocionado y contento porque iré con un amigo-hermano de toda la vida que me está enseñando todo  acerca de este estilo de vida. Me preparo para dormir y trato  de recordar todo lo que eh aprendido en estos últimos meses en la moto, ¿podré ir tan lejos?, no eh hecho ningún viaje similar tengo muy pocos meses manejando y ya saldré…con estas dudas en la mente, cuando de pronto viene a mí un pensamiento que aprendí en el pasado año “vive cada día, como si fuera el ultimo”, estar aquí y ahora.

Amanece y realizo mis actividades comunes de la casa para prepararme  para el viaje, y la llegada de mi sensei de la carretera,  con buen tiempo da el medio día y salimos a la carretera, no sin antes tener algún alimento en el estómago para aligerar el hambre del camino y la revisión de las motos. Son los primeros metros y me siento confiado y contento de tener esta oportunidad en esta nueva etapa, llegamos sin problemas a la primera parada justo antes de salir de la delegación (un poco lento debido a que soy novato), para un repaso del lenguaje que se tiene sobre los baches o indicaciones que se deben seguir en la carretera.

Mmm que tal el clima en el popo?

Mmm que tal el clima en el popo?

Cuando conoces la Libertad…

Cuando conoces la Libertad…

Avanzamos  los primeros metros de la carretera y ya empiezo a disfrutar esa sensación de adrenalina, sentir todos los a aspectos del clima y la motocicleta, como me lo había comentado en el pasado mi sensei, así que esto es, esto es lo que te hace sentir vivo y que solo lo había escuchado en relatos por otras personas.

Mi sensación hasta el momento es de lo mejor, llegamos al mirador de Milpa Alta para tener un descanso y conversar algunos minutos con el respectivo tabaco, continuamos con el viaje, tomamos la desviación hacia Amecameca, el viaje continua sin incidentes, llegando a la zona de bosque ya rumbo al paso, se empieza  a sentir que al temperatura baja  y con la recomendación de  vienen curvas cerradas así que… “aguas” me pongo un poco tenso peor trato de hacer mi mejor esfuerzo para  tomar la carretera y el paisaje es absolutamente genial, bosque y la tarde que nos regala un cielo abierto, muy azul con los volcanes a unos km por delante, sigo impactado por el paisaje y porque ¡lo estoy haciendo!.

Llegamos!

Llegamos!

Y los volcanes?

Y los volcanes?

Llegamos y el frío se incrementa, pero la recompensa es grande aun los volcanes están cubiertos por nubes y no se alcanzan a ver pero tenemos un buen rato para platicar y ver la maqueta del sitio, casi no hay nada de comer o personas pues es mitad de semana y todo se concentra los fines. Un poco más tarde, las nubes ceden un tiempo y nos regalan una vista genial de los volcanes que están a solo unos cuantos km, impresionantes, y el sonido de las corrientes de aire que pasan, tranquilidad, simplemente genial es cómo describiría el  lugar.

Como que se quiere despejar

Como que se quiere despejar

Ahí vamos, ahí va

Ahí vamos, ahí va

Listo! Don Goyo hace presencia

Listo! Don Goyo hace presencia

Impresionante como solo él

Impresionante como solo él

Yamaha YBR125R la R es de Rutera

Yamaha YBR125R la R es de Rutera

Siendo las 5 pm , emprendemos el regreso hacia Xochimilco, para tratar de llegar a buen tiempo , ya más confiado pero  sin olvidar que aun soy muy novato, voy con precaución y recibo un comentario de “más rápido”… lo trato de hacer pero  mi  inexperiencia me obliga a ir un  poco  lento en las bajadas de la montaña, con los volcanes ahora a las espaldas los miro por el retrovisor.

Vamos bien, ahora regresemos bien

Vamos bien, ahora regresemos bien

Rodando se nos va la vida

Rodando se nos va la vida

 

Compañeras de viaje

Compañeras de viaje

Herencia Motorutera de 3ra generación

Herencia Motorutera de 3ra generación

El Popocatépetl en esplendor

El Popocatépetl en esplendor

Hacia el otro lado, tampoco demerita

Hacia el otro lado, tampoco demerita

 

La Gixxer donde ya ha posado anteriormente

La Gixxer donde ya ha posado anteriormente

Una buena postal

Una buena postal

Ya en la carretera llegamos a una gran recta y recibo un comentario de…”métele fuego”… a todo lo que da, sería la primera vez que subiría de velocidad la moto a más de 60 km/h, los recomendados por el periodo de asentamiento del motor, empiezo tímidamente y solo llego a los 80-85 km/hr, y soy rápidamente alcanzado, aun así se presenta otra  oportunidad y esta vez logro los 110km/hr, ¡genial!, aunque debo de frenar pues un auto y otra moto están enfrente de mí, la temperatura empieza a bajar y la luz del sol se empieza a ir aun en carretera mi cuerpo empieza a sentir los estragos del viaje y siento un frio intenso, que me duraría hasta la llegada a la ciudad.

Tómame una foto asi como que la Fuerza me Acompaña

Tómame una foto asi como que la Fuerza me Acompaña

Ya te quiero ver ruteando

Ya te quiero ver ruteando

Lads!

Lads!

Hora de irnos

Hora de irnos

Llegamos a la ciudad  y me siento muy bien aún entumido del frio pero en excelente estado, la última conversación con sensei sobre el viaje. La libertad y las sensaciones que dan el poder montar una motocicleta y explorar los caminos de este país son únicos, además de la economía de combustible, es algo que se debe probar al menos una vez en la vida aunque dudo que se pueda dejar.

The sound Of Silence

The sound Of Silence

Cuando el paisaje dice todo

Cuando el paisaje dice todo

La última y nos vamos

La última y nos vamos

 

  1. Alastor O says:

    que te puedo decir yo que no sepas acerca de tus relatos? mejor nomás te felicito por esas dignísimas fotos, y ya andas desbancando al Lara en calidad fotográfica

      Desvirtúale  

  2. y si el HDR se quedo en automático en el cel y ni cuenta me di
    pero me gustaron

      Desvirtúale