Relato por: Omar Cortes

Ya pasaditos los dos años de estar rodando, pensando cómo empezar y esperando hacer este relato mejor que el primero que envié, gustoso cuento la continuación de mis aventuras en este segundo año. Empezando donde me quede.

Junto a mi M. C. (Caballeros del Asfalto), durante octubre realizamos rodadas cortas en rutas nuevas y algunas ya hechas en mi bello Oaxaca, varias veces grupalmente e individualmente, como quien dice domingueras para no flojear.

image1

Ya casi a finales de octubre después de amar y disfrutar a no más poder mi Suzuki boulevard s40, decidí sin pensar aventarme por un reto más grande, dar el salto a los 1100CC con una Honda Shadow Sabre, los primeros días fueron para acostumbrarme al peso y a la potencia, lamentablemente con el pasar de los días no pude acostumbrarme a ella se me hacía pesada y por lo mismo poco maniobrable. Prefería andar en mi motoneta; aunque tampoco la desaproveche hice algunas rodadas cortas con ellas, y nunca me defraudo. Llegando a alcanzar los 160km (siendo esto ya mucho para mi). Pero bueno pausando un momento mi capitulo con ella, sigo con lo sucedido días posteriores.

Justo el 29 de octubre realizamos el primer aniversario de nuestro M.C., las expectativas en cuanto a la asistencia fue superada por mucho, el ambiente y la fiesta fueron de lo mejor, tomando en cuenta que era el primer aniversario de nuestro club, recibimos gente de Puebla y Veracruz así como también a muchos amigos locales.

image2

Llegado diciembre toco la rodada anual (2do año) a Juquila y posteriormente a Puerto Escondido, 600 km de curvas, curvas y curvas, frio, calor y mucha calma porque en esta ocasión decidimos ir solos yo y mi esposa en motonetas (yo en una Honda Cruising y ella en una Yamaha Ray Z), al ser la primera vez que mi esposa decidía aventarse a un rodada tan grande, y en motoneta estaba ella preocupada en el poder o no poder, pero con todo y el temor, llego el día de la aventura, salimos a las 6:00 de la mañana del centro de Oaxaca para llegar a nuestro primer punto el santuario de la Virgen de Juquila alrededor de las 12.30, para de ahí partir y llegar a Puerto Escondido como a las 4:30 a disfrutar la playita. Dobleteamos el tiempo pero aun así el viaje fue muy divertido y nada cansando ya que en ningún momento nos presionamos. Lo emocionante de este viaje es que todo el camino en su mayoría es curva tras curva primero le temes y después se vuelve algo muy fácil, al ser un camino de peregrinos encuentras a mucha gente en el camino tanto camino o en bici a cualquier hora del día y la noche. La ventaja de las motonetas es que solo gastamos alrededor de 550 pesos entre las dos en gasolina ida y vuelta agregando el tiempo que anduvimos en nuestro destino dando vueltas. La gente se sorprendió al vernos andar en nuestras motonetas una ruta larga.

image3

Pero bueno retomando las andanzas en la Honda Sabre, en el puente de navidad hice algunas rodaditas cortas en las rutas de siempre, para no perder la costumbre y el gusto que es rodar cuando es posible

Llegado enero ahí fue donde comenzó a lo que yo nombraría mi mala suerte, ya que yo y un amigo ni tarde ni perezosos nos aventamos a un destino llamado Calpulampan de Méndez un pueblo mágico de Oaxaca(no es ni lejos ni complicado) pero bueno lamentablemente me toco la de malas y justo ese día comenzó a llover a medio camino, al ser sierra la lluvia era casi helada, así que ya al no soportar más las inclemencias del clima decidimos regresar, mi amigo se adelantó en el camino y yo me rezague un poco en la ruta, cuando de repente en una curva, la moto se amarra y derrapa por el pavimento seco y tómala termino embarrado en una barrera de contención que a la vez sirvió de soporte para hacer que no callera en seco si no me guiara y la moto terminara atorada (no tirada) y no fuera más aparatoso el accidente, pero bueno hubo suerte y solo fueron arañones y un dedo que termino más negro que la noche solamente, la moto solo termino con un rayón en el tanque, las direccionales de un lado ambas rotas y la palanca del freno rota que fue la que hizo presión con mi dedo, agradezco siempre llevar guantes y chamarra de piel que evitaran que tuviera heridas más graves. En el accidente no tuve miedo ni nada por el estilo de hecho llegue a mi casa como si nada mi cuerpo seguía caliente y no sentía mayores malestares más que mi dedo que estaba muy hinchado, ya después de 20 minutos de estar sentado ahí fue cuando no pude moverme mi cuerpo se había enfriado y comenzaba a resentir todo el suceso.

image4

Recuperado ya de este accidente decidí reparar la Sabre y sin dudarlo la cambie ahora de nuevo por una Suzuki boulevard s40 de nuevo en esta ocasión, debo decir que volver a manejar y tener la misma confianza que tenía al andar en moto no la volví a tener, eh tardado días y meses en perderle el miedo a las cuervas o al solo hecho de andar en moto. Pero eso no ha sido impedimento para no seguir subido a una.

image5

Pasaron los días y rodé en localidades cercanas a mi zona, hasta que por asares del destino y por conocer a amigos que mueven motos, que conocí a la que sería mi siguiente moto: una Honda Shadow VTX 600, que bueno no era ligera como la boulevard pero tampoco era una maquina pesada y complicada, rápidamente le agarre el modo y bueno, esta nena me acompaño la mayoría del 2017, de aquí para allá, debo decir que nunca me ha pedido nada más que servicios y cambios de aceite.

image6

Entrado marzo comencé a salir a zonas un poco más retiradas junto a mi esposa o con mi hijo a algunas zonas más cerca.

En abril por fin toco salir hasta Tehuacán, Puebla con el M.C., mi primer rodada larga después de un buen tiempo, en esta ocasión mi esposa me acompaño, la ruta por lo general es de muchas rectas y curvas grandes que invitan a meterle todo lo que pueda la moto, y es magnifico la brisa el calor que sabes que hay pero no sientes por la velocidad a la que vas, que bueno tampoco era tanta pero era la justa, como nos acompañaron integrantes que tenían motos más chicas tomábamos descansos a veces para esperar a todos y no dejar a nadie rezagado. Esta ruta fue muy placentera de ida para mí, pero complicada de regreso porque tomamos la libre de regreso y santo dios era totalmente lleno de curvas, fue cuando empece a adentrarme a ellas y en cada una sentía un temor que me hacía desacelerar pero bueno al final las termine y bueno eso me hacia recobrar la confianza que había perdido.

image7

Por coincidencia volví a retomar esta misma ruta un mes después porque en esta ocasión había un evento llamado “Chico Harley”, esta concentración es muy grande y alberga a varios motociclistas de varios estados, el organizador de este evento el autollamado Chico Harley es un señor al que muchas personas quieren y bueno él cuenta con los recursos para hacer un evento de tal magnitud, en la llegada él te obsequia un Kit gratis( parche, playera, una bolsa) al segundo día te llevan al evento en su casa y te dan de comer y beber sin ningún costo, hay muchos eventos y música, mucho ambiente y mucha banda motera, cabe recalcar que para estar en este evento tienes que hacer tu registro con un mes de anticipación y de ahí te dan un folio para poder ser parte de este evento. Esta fue mi primera vez en un evento así y bueno quede maravillado a cualquier lado que mirabas veías motos increíbles y para todos gustos. Tengan por seguro que tratare de ir de aquí en adelante todos los años a esta concentración. Conforme al viaje en esta ocasión me toco ir con los más veteranos del club y por consecuente con más experiencia, y bueno al llevar todos motos grandes, la velocidad mínima a la que iban era 120 y las ocasiones para descansar fueron contadas por no decir ninguna, fue mi primer vez así, y bueno lo agradezco porque eso hace que genere uno más experiencia de pilotos mas experimentados.

image8

image9

image10

image11

Ya de vuelta en mi hogar me tome un receso por cuestiones laborales, deje de salir a rodar tan frecuentemente como lo hacía, no totalmente pero si en su mayoría, el julio toco salir a Tuxtepec, Oaxaca, no quise desaprovechar este viaje porque pues como les acabe de comentar comencé a salir menos, en esta ocasión tome una actitud más relajada porque pues ya sabía que me esperaba en este camino: curvas a mas o no poder y como no llevaba copiloto pues no tenía preocupación más que concentrarme y hacer un buen viaje y bueno así lo fue, me rezague y fui la colita en esta ocasión siempre me había gustado ir en la parte central de la caravana o segundón para siempre llevar el ritmo y tomar más experiencia, siendo la colita pues no tenía el malestar de que me estuvieran apurando solamente tome mi ritmo y lo disfrute.

image12

Y bueno no la última, pero si la última ruta larga que hice fue a principios de agosto, retome una ruta muy familiar para mí (porque bueno de ahí es toda mi familia) a Juxtlahuaca solo yo con mi esposa, pasamos por Nochixtlan, Yanhuitlán, Tamazulapam, Huajuapan de León, la presa de Yosocuta, el cañón del Boquerón y Tonala hasta llegar a nuestro destino. Aquí el camino es mixto primero recta, luego curvas grandes luego curvas pequeñas y luego todo revuelto. El camino ya me lo sé de memoria. Ya terminando este año eh salido una que otra vez a lugares cercanos sin ninguna novedad, me eh desecho de mi honda shadow para poder sacar algunos compromisos pendientes que tenía pendientes y bueno eso no significa que deje de rodar al contrario eso me motiva a subirme a mas motos y a salir este 2018, en más ocasiones porque pues al final de cuentas este hobby es de las placenteros y que más aventuras te puede generar.

Agradezco a esta página por haberme dado un espacio de nuevo, saludos y hasta la próxima.

image13

image14