Relato enviado por: Troy

Al infinito y más allá Foto @Zolin

Al infinito y más allá Foto @Zolin

 

 

Suena la alarma, me levanto sin problemas, me sorprende que no reniego como cuando tengo que levantarme temprano al trabajo. Me pongo mi pantalón con protecciones, mi chamarra con hombreras coderas y protección en la espalda, guantes, casco y unas botas que recientemente me regaló mi papá, no son para motocicleta pero se ven bastante robustas, por el momento servirán, me despido de mi familia y monto la motocicleta que ya estaba preparada con el equipaje desde el día anterior.

 Empiezo a dejar atrás la casa de mis suegros que es donde pasé la noche debido a la cercanía con el punto de encuentro que se estableció con el grupo de Puebla, anteriormente había contemplado la posibilidad de ir hacia los héroes Tecámac y tomar la autopista de cuota a Querétaro para después verme con todo el grupo pasando la caseta de Palmillas y ahorrarme 50 kilómetros, sin embargo nunca había rodado en grupo y tenía muchas ganas de hacerlo por lo que decidí encontrarme en el arco norte con Zolin y Ángel para aprovechar al máximo la experiencia de no rodar sólo.  Pienso por un momento pasar a desayunar ya que voy muy adelantado pero no me agrada mucho parar en los viajes por lo que sigo adelante, llego a la autopista 132 D (Pirámides), hay mucha neblina, paro a tomar algunas fotos y continúo, llego al Arco Norte y como es mi costumbre me paso, tomo el siguiente retorno y llego al punto de reunión a las 7:45 aproximadamente. Apenas me estoy terminando de bajar de la motocicleta cuando diviso dos motocicletas aproximándose, es Zolin! Inmediatamente lo reconozco, debo de admitir que estaba un tanto nervioso por conocer a ese de quien tanto he leído en este sitio, me saluda muy cálidamente al igual que su amigo Ángel de quien no sabía nada, hacemos algunos comentarios sobre el tiempo de llegada y los tres agradecemos que nadie tuviera que esperar por nadie. Lo siguiente que noto es la impresionante motocicleta de Ángel, una Kawasaki Z1000 que se veía un poco fuera de lugar entre las dos NS. Zolin me pregunta que si ya desayune y ante la negativa me comparte de su barra de cereal (de esas de las que no solo vive el hombre). “Pues vámonos” escuchó, “pues vámonos” repito.

Emprendemos camino y noto la hora, pienso que vamos a llegar tarde al punto de encuentro, ya ni modo, espero no se molesten por llegar tarde.

El arco norte es una carretera con muchas pendientes en las que es difícil mantener la velocidad con tan solo 200 centímetros cúbicos (mi lata de coca tiene más desplazamiento que eso), inmediatamente pienso que nuestro compañero ha de ir un poco desesperado ya que si él quisiera ya estaría en Querétaro desde hace una hora (ok, tal vez exagero).

Mantenemos el ritmo lo mejor que podemos y volvemos a encontrar neblina, de esa que moja el visor completamente, vuelvo a mirar el reloj y me doy cuenta de que llevamos muy buen tiempo, es increíble lo rápido que pasa el tiempo y los kilómetros cuando ruedas acompañado, me impresiona la gran diferencia de rodar solo, no es tan monótono ni tan cansado, supongo que la compañía crea un efecto psicológico que cambia la percepción del tiempo y reduce el cansancio, o tal vez solo iba muy emocionado como niño que va por primera vez a la feria de Chapultepec.

 Llegamos a tiempo, no veo a Almighty por ningún lado, noto que hay un pequeño paradero pero Zolin continúa su camino, unos metros más adelante lo veo, con la cámara lista, se encuentra a un lado de la carretera entre unas rocas bastante movedizas, entro con cuidado para no caerme, estaciono la moto y saludo a otra persona de quien había leído mucho pero no conocía en persona, un saludo cálido, una pequeña platica y vámonos.

 Llegamos a un paradero que se encuentra entre los dos carriles de la autopista, cargamos gas y nos estacionamos, empiezan a hacer algunas llamadas, paso al sanitario y salgo para seguir esperando, veo algunos motociclistas llegar, “¿son ellos?” pregunto, me contestan que no, me comentan que se comunicaron con ellos y que están parados pocos kilómetros antes, bueno ya no han de tardar. Ya ni supe cuánto tiempo pasó pero fue más del que yo esperaba, pero no importaba, ya nos íbamos. ¿Qué no? ¿Qué vamos a desayunar? Supongo que así son las rodadas en grupo, mucha convivencia y pocos kilómetros, me dispongo a disfrutar la comida y después de unos 45 minutos de plática risas y un buen rato deciden retomar el camino ante un comentario de motorutero “¿ya están listos, ya nos vamos?” o algo así preguntó.

Antes de la raspada Foto @Zolin

Antes de la raspada Foto @Zolin

Un señor que ni conozco en una moto DP decidió regresarse y se despidió, uno menos, encojo los hombros y me monto a mi moto, que por cierto me chulearon Obi y su novia, que se veía nueva decían, “es que no la he tirado” les comenté.

 Salimos por fin, Almighty me comenta que yo me voy atrás de la niña, la única niña que había era la que llevaba Obi así que me coloco atrás de él, ya en la carretera después entendí que había querido decir Ninja no niña, ups, ya ni modo, espero no lo hayan notado.

Rodamos un rato por quién sabe dónde, ya que tomamos una desviación que no conozco,  noto que el chavo de la Ninja adelantaba y se atrasaba repetidamente, se me hizo raro, pero yo que sé de rodar en grupo, después me enteré que iba regañando a Obi por quien sabe qué cosa.

Rodamos un rato así, entre un tráfico ligero, siento que en ningún momento nos acoplamos, es difícil mantener la distancia y esquivar el tráfico a la vez. No obstante, llegamos a la sierra después de un rato, no sin antes parar por quien sabe qué razón.

Pits

Pits

Ya en la Sierra Gorda paramos a tomar unas fotos y después de regar la vegetación partimos, yo ya no tengo ni idea del orden que llevábamos, solo noto que Almighty toma el liderazgo, el muchacho de la ninja me da el paso y yo respectivamente se lo sedo a Obi, empiezo a tomar las curvas, Obi lleva buen ritmo, yo voy tan ansioso por estar por fin en la Sierra Gorda que olvido todo lo que he leído y experimentado sobre tomar curvas, mi línea no es la adecuada, voy demasiado cerca de Obi, admiro demasiado el paisaje, freno tarde, después de algunas curvas noto un movimiento raro en la moto de Obi, lo cual lo hace bajar la velocidad aún más, yo planeo acostar la moto un poco o mucho más por lo que decido rebasar a Obi.

Empiezo a tomar las curvas más rápido rosando en una ocasión el pavimento con los pegs de la moto, voy feliz pero preocupado por haber alterado el orden del grupo, “ya aguantaré el regaño” pienso, y para sumar algo más a mis distracciones está la belleza de la sierra, me parece impresionante y no puedo creer que semejante carretera envuelta con ese paisaje exista tan cerca de casa, más adelante pagaría el precio de esas distracciones y falta de atención en lo que estoy haciendo, se aproxima una curva, calculo la velocidad para tomarla igual que tomé alguna anterior similar, sin embargo esta curva ciega era más pronunciada de lo que había “calculado”, tomo una línea muy cerrada, el ápice queda a kilómetros de distancia, me empiezo a acercar peligrosamente a la barrera de contención, solo tengo 3 opciones, frenar en plena curva, inclinar más la motocicleta, o enderezarla e intentar frenar lo más que pueda antes de golpear la barrera, como pueden ver en el video, opté por la tercera, se me apagó la tele, ya cuando vi estaba en el suelo, inmediatamente levanto la motocicleta pero ya no me es posible quitarla de media carretera debido a que siento un dolor muy fuerte en la mano izquierda, posible fractura ya que me duele bastante. Noto un leve dolor en el pecho, pero no le doy importancia ya que el de la mano es mucho más agudo. Lo que siguió fue un poco confuso, solo recuerdo haber visto a Zolin a quien le pedí que quitara la moto de ahí a lo que accedió amablemente.

Nos retiramos del lugar para estacionarnos en un otro más seguro, alguien me hace notar que mi bota está rota, me preguntan cómo me siento, me piden que me revise, me ofrecen agua, todos muy serios y muy atentos, lo que hago seguido es preguntar por el estado de la motocicleta, Zolin se encuentra realizándole algunas reparaciones y en general me dice que todavía sirve, mi intención es continuar con el recorrido, sin embargo Obi y su novia me comentan que se regresan por diversas razones, ahora tengo dos opciones, regresar o seguir, me siento capaz de continuar, sin embargo me viene a la mente mi hija y esposa, ya quiero verlas, aunque considero que el accidente fue leve, entran pensamientos preocupantes a mi mente por lo que opto por regresar, no lo haría solo de todas formas, si me sentía incapaz de seguir ya habría quien llamara una ambulancia.

Qué paso?

Qué paso?

Revisando

Revisando

 

Me despido de todos, me siento muy apenado por amargar la salida, todo gracias a mi exceso de confianza, los noto muy serios, solo espero que no me guarden rencor y procedo a rodar hacia el lado contrario.

Al principio Obi rueda muy lento, preocupado por mi condición física obviamente, se para en un mirador para preguntarme como me siento, le digo que más o menos pero que continúe con paso normal, que yo lo puedo seguir sin problemas, aumento un poco la velocidad pero aun así lo noto lento, más adelante en un semáforo me pregunta cómo me siento, le contesto que solo me duele cuando respiro, lo que les saca una risa a él y a su novia. El dolor en el pecho aumenta cada vez más. El de la mano es significativo lo que me dificulta mucho meter el clutch por lo que reduzco el cambio de velocidades al mínimo.

Circulamos así por un rato hasta llegar a un oxxo, su novia de Obi me dispara un gatorade y Obi me regala una venda y un poco de pomada lo cual a los pocos minutos reducen la hinchazón, ahora solo me duele el pecho, no es tan malo siempre y cuando esquive la mayoría de los baches.

Pasa un rato, más kilómetros, ya estamos en la 57, solo paramos una vez más a ponernos los impermeables ya que las nubes que se aprecian se ven bastante amenazadoras, solo llueve un poco, sin embargo algunos kilómetros después se desata la furia de Tláloc, a esto añadir que el pavimento estaba rayado en varios tramos vuelve la situación bastante peligrosa, optamos por el acotamiento, sin embargo está inundado, después de varios sustos y pensamientos de tipo “no por favor, otra vez no” logramos llegar a una gasolinera donde ya no llovía, cargamos gasolina y obi y su novia me comentan que quieren parar a comer, me preguntan si yo también, yo ya quiero llegar por lo que reviso el celular, no tengo señal y Obi me presta el suyo, noto que estoy a menos de 5 minutos de mi desviación por lo que no tiene caso esperar si de todas formas nos separaremos a los pocos kilómetros y yo ya quiero llegar. Les comento que mejor le sigo, agradezco las atenciones y retomo la ruta para llegar a casa de mis suegros en menos de media hora. Algunas horas después visité el hospital, al día siguiente a rayos x, no hubo fractura ni nada serio, sin embargo a los 6 días de lo sucedido todavía me duele como si me hubiera caído ayer.

Quiero aprovechar este espacio para agradecer a Zolin, Ángel, Almighty, Romo, Bonnie, Obi, y su novia, y a los demás (de quienes no conozco su nombre) por las atenciones, medicamento, pomada, reparaciones, ánimos, porras, preocupación y muchas cosas más. De verdad que se portaron a la altura, nadie juzgó, se rió, burló, comparó ni me hizo sentir mal por lo sucedido…. hasta que supieron que estaba bien, desde entonces no me la acabo con la carilla, pero me han sacado muchas risas y me han ayudado a apreciar lo que realmente importa, disfrutar la ruta y todo lo que tenemos en el día a día. De nuevo gracias y no puedo esperar para volver a compartir camino con ustedes.

Recuerden usar equipo de protección completo, busquen una armadura que les proteja el pecho porque créanme que es una zona muy delicada y dolorosa cuando sufre impactos, botas de mejor calidad y sobre todo el casco ya que el mío se llevó un buen golpe y necesitará remplazo, estoy seguro que de no haber llevado puesto el equipo que mencioné al inicio el resultado hubiera sido muy diferente, así que no lo olviden, vístanse para caerse, sin hi viz y sin reflejantes, nos vemos en el camino.

Recuentos de los daños

Recuentos de los daños

Y si fuera un calzado "normal"

Y si fuera un calzado “normal”

Hematomas

Hematomas

 

Hematomas 1

Hematomas 1

IMG-20150725-WA0059

IMG-20150725-WA0057

IMG-20150725-WA0058

 

 

  1. dave medeles says:

    Mi estimado Troy, en primera espero que el dia de hoy (o cuando leas este comentario) tus heridas ya hayan sanado, aunque por muy leves que sean, siempre duraran mas de lo que uno quisiera (a mi me duele un poquitin la espalda baja de un “arrempujon” que me dieron en mayo de este año visitando la costa nayarita, gajes del oficio y distraccion del que me pego, en fin, jejeje) solo queda aprender de los errores y estar mas a las vivas!!

    Aquello sobre siempre llevar el equipo de seguridad completo es 10000000% cierto y recomendable. Con el tiempo y la experiencia que uno va tomando es muy facil caer en excesos de confianza y bueno, en esta ocasion que bueno que no paso a mayores y que no venia un carros detras tuyo.

    Despues de una caida en verdad que aprecia uno mas el dia a dia como ya te comentaron y mas cuando hay familia de por medio, conozco a personas que con mucho menos, despues de una caida, ya no quieren saber de la moto, por tus lineas esto no es tu caso y te felicito!!

    Adelante con ese espiritu come kilometros, pero con mas cuidado y sin caer en excesos, eh??

    Saludos desde Chapala, Jalisco

    Tu compañero de rodadas (algun dia se podra jejeje)

    David “Dave” Medeles

    PS- yo si soy del club hi vis, con chamarra y casco jejejeje

      Desvirtúale  

  2. AugustoGL says:

    Hola Alex.
    Primeramente, que bueno que no tuviste mayores problemas, según se ve en el video, el accidente fue serio. Afortunadamente funcionó la ropa de protección. Tienes toda la razón al afirmar “vístete para caer”. No se si puedo recomendarte algo después del accidente, los golpes, la preocupación, los daños de la moto y, después, la carrilla que mencionas; sólo quiero compartir que nadie esta exento de sufrir algún accidente por lo que cada quien se pueda imaginar, y lo deseable es que haya alguien que te ayude, como ocurrió en tu caso. Felicidades por la entereza mostrada en el regreso y mis mejores deseos para próximas rodadas.
    Saludos

      Desvirtúale  

  3. Alex Torres says:

    dave medeles:
    Mi estimado Troy, en primera espero que el dia de hoy (o cuando leas este comentario) tus heridas ya hayan sanado, aunque por muy leves que sean, siempre duraran mas de lo que uno quisiera (a mi me duele un poquitin la espalda baja de un “arrempujon” que me dieron en mayo de este año visitando la costa nayarita, gajes del oficio y distraccion del que me pego, en fin, jejeje) solo queda aprender de los errores y estar mas a las vivas!!

    Aquello sobre siempre llevar el equipode seguridad completo es 10000000% cierto y recomendable. Con el tiempo y la experiencia que uno va tomando es muy facil caer en excesos de confianza y bueno, en esta ocasion que bueno que no paso a mayores y que no venia un carros detras tuyo.

    Despues de una caida en verdad que aprecia uno mas el dia a dia como ya te comentaron y mas cuando hay familia de por medio, conozco a personas que con mucho menos, despues de una caida, ya no quieren saber de la moto, por tus lineas esto no es tu caso y te felicito!!

    Adelante con ese espiritu come kilometros, pero con mas cuidado y sin caer en excesos, eh??

    Saludos desde Chapala, Jalisco

    Tu compañero de rodadas (algun dia se podra jejeje)

    David “Dave” Medeles

    PS- yo si soy del club hi vis, con chamarra y casco jejejeje

    Sí recuerdo tu relato Dave, del empujonsito, que bueno que ya estás mejor aunque como mencionas, quedan secuelas, a mi todavía me duele el dedo y todavía no puedo dormir de ladito :(, de lo demás bien, ya me subí a la moto y la repare lo más que se pudo, gracias por comentar y esperemos vernos en el camino, saludos.

      Desvirtúale  

  4. Alex Torres says:

    AugustoGL:
    Hola Alex.
    Primeramente, que bueno que no tuviste mayores problemas, según se ve en el video, el accidente fue serio. Afortunadamente funcionó la ropa de protección. Tienes toda la razón al afirmar “vístete para caer”. No se si puedo recomendarte algo después del accidente, los golpes, la preocupación, los daños de la moto y, después, la carrilla que mencionas; sólo quiero compartir que nadie esta exento de sufrir algún accidente por lo que cada quien se pueda imaginar, y lo deseable es que haya alguien que te ayude, como ocurrió en tu caso. Felicidades por la entereza mostrada en el regreso y mis mejores deseos para próximas rodadas.
    Saludos

    Pues que le puedo platicar de accidentes a usted, si cuando pegué en la barrera y vi mi bota inmediatamente recorde su relato en el que tuvo el percance en ese mismo pie y con bota especial para moto, claro que usted iba en su carril como si nada y yo me lo busqué :D, pero así es esto lo bueno es que ya andamos ambos arriba de la moto y a seguir recorriendo lo que se pueda, saludos y nos vemos pronto.

      Desvirtúale  

  5. RomoNet says:

    Señor Torres!

    Gracias por compartir tu experiencia, sin duda esto de rodar nos da muchas sensaciones muy buenas, pero también tiene una cara contraria que nos da muchos golpes, el chiste es no acostumbrarse a eso y hacer todo lo posible por evitar esas situaciones.

    Pero bueno, el punto es que no todo post habla de un viaje maravilloso y etc., en este tu nos cuentas tu trago amargo y lo importante es que supiste reconocer y entender tus errores.

    Jajaja solo me causó un poco de gracia que no sabes nada e nada, jaja… “íbamos en quien sabe donde, con quien sabe donde, para quien sabe donde…” jajaja …

    Ahora bien, fíjate que ahora que leo tu relato me doy cuenta de lo mal que hice (solo hablo por mi) al dejarte regresar solo con Kennoby, en verdad creo que fue peligroso para ti y muy desconsiderado y egoísta de mi parte. Dejando de lado temas como “la hermandad biker”, creo que por puro sentido común, debí optar por regresar contigo como apoyo por cualquier cosa, más dolor en tus golpes, otro accidente, etc. ya que bueno Kenno venía 50% o más, pendiente de su mochila. De verdad me disculpo por no haberte apoyado más.

    Igual y tú tampoco debiste seguir conduciendo con ese dolor en la mano que te molestaba al meter el embrague, sin embargo así somos todos, creemos que si podemos, hasta que ya es demasiado tarde y vemos que no… ni hablar…

    Que bueno que todo quedó en unos moretones y dolores que aún duelen pero sin consecuencias de cuidado, que bueno que regresaste a casa con la familia y sobre todo que bueno que hoy (si hoy precisamente que andas rodando en Puebla jaja) puedes volver a salir a rodar…

    Saludos, espero nos podamos ver en donde Javi y compartamos esos kilómetros sin contratiempos para nadie… un abrazo…

      Desvirtúale  

  6. Alex Torres says:

    No te preocupes Romo, lo bueno es que llegué, tienes razón probablemente no fue buena idea conducir con la mano así pero en ese momento yo sólo quería llegar.
    Y sí, precisamente ya pude salir otra vez el domingo pasado, fue un buen viaje que terminó sin contratiempos e igual esperó nos veamos este mes aya con el Javis, saludos.

      Desvirtúale  

  7. Almighty says:

    Torres, Torres…

    Buen día mi excelso amigo.

    ¿Sabes por que ando en DP hoy en día?

    Decidí salir de mi zona de confort aunque creo que llegare a otra, mas complicada pero sera otra. El mayor miedo que tenemos al andar en la moto seguro podrá ser el caernos y después de esto afrontar todo lo que venga, obvio si morimos quedamos exentos de cualquier cosa, pero si quedamos tenemos que afrontar los moretones, raspaduras, perdida de algún miembro o incluso la discapacidad total, sabemos y queremos pensar que entendemos todo este marco.

    Si, si me preocupo verte en el suelo recuerdo que en mis espejos pude ver un montón de polvo inmediatamente sabia que alguien ya había visitado el suelo, al regresarme solo había un pregunta ¿quien visito suelo? obvio quería que la respuesta fuera NADIE, pero alguien tenia que afrontar los resultados de dicha acción si que pensaba en que no fueras tú.

    De todos los que asistimos unos tienen mayor experiencia otros tienen otro tipo de experiencia, pero al leerte en tu último relato pude notar eso que nos afecta tanto, si el exceso de confianza esta bien creer en nosotros a veces superamos esas creencias y sumado a la inercia que te provoca el andar en moto.

    No eres y estoy seguro no seras la ultima persona en querer seguir mi paso, lamentablemente ese fue nuestro error, el tuyo por querer ir a otro nivel (no estas muy lejos) no es que el mio sea muy alto y mi error por saber que alguien se podría clavar en mi manejo.

    Cuando vi tu bota me asuste, estaba esperando ver sangre la ruta pasaba a segundo termino eso queda mas que entendido, vi que andabas de pie, incluso cuando escuche que querías seguir, eso me dio algo de confianza, pero fuiste acertado al ya no continuar, después de tu caída es muy difícil continuar, incluso el regreso seguro lo fue.

    Espero en el corto tiempo, podamos remediar lo pasado en esta ruta y no se trata de regresar y terminar la ruta, se trata de seguir aprendiendo de que cada km rodado cuente ni tú ni yo tenemos la máxima de esto, pero ten por seguro que podemos aprender de nuestros errores.

    Creo que por el momento es todo, esperemos próximas rutas

    Saludos a la distancia, nos vemos en el camino del verde hi-vis

      Desvirtúale  

  8. Alex Torres says:

    Se notó la preocupación, yo la verdad fingí estár menos lastimado de lo que realidad estaba, ni si quiera mencioné el dolor en el pecho por que no quería que llamaran a alguna ambulancia o algo así, me quise hacer el fuerte y continuar, gracias a Obi y su mochila fue que no lo hice, a final de cuenta el orgullo fue lo más dañado.

    En cierta manera agradezco haberme accidentado, gracias a eso aprendí a prepararme mejor, entrenar, practicar y en general estár mas listo para la ruta.

    Me di cuenta en la rodada a Puebla con Zolin, iba más relajado, más concentrado y seguro en lo que estaba haciendo en cada curva y no tienes idea de como disfruté esa ruta, valió la pena el mal rato en la SG.

    Igual saludos y nos vemos en el camino sin hi viz, próximamente a ser hi viz.

      Desvirtúale  

  9. venado940 says:

    me encanto el titulo del relato jajaja pero en verdad que bueno que no paso a mayores mi amigo, sinceramente ese accidente pudo haber acabado mucho peor…me agrada tu manera de redactar y de transmitir tus ideas, por otro lado me da mucho gusto que hayas tenido el valor y el temple necesario para volver a subirte a la moto y como dicen por ahí de los errores se aprende, te deseo lo mejor en tus rodadas y cuidate mucho que tu familia te espera, saludos desde Sinaloa!

      Desvirtúale  

  10. J. Eduardo Flores R. says:

    Hola, muchas felicidades porque el accidente fue sin consecuencias serias, gracias a que como bien indicas traías el equipo de protección completo, el casco nunca de los nunca puede faltar y gracias por las recomendaciones de portar siempre el equipo al completo, incluido ropa de alta visibilidad y reflejantes.

    Aquí quisiera hacer algunos comentarios, yo e circulado por esa ruta, esas curvas están super y muy divertidas y como toda curva es necesario estar concentrado al 100% para tomarlas, de lo contrario aun curvas “sencillas” pueden ocasionar problemas, yo manejo una DP DR-200, para mi una super moto, bueno de agencia traía llantas Bridgeston de 70 adelante y 100 atrás, para doble propósito con tacos, es decir llantas muy delgadas, pero aun asi la moto en carretera se comportaba muy bien, si acaso un cierto nerviosismo a velociades mayores de 100 km/h y al tomar curvas pero nada que comprometiera la seguridad, esto lo atribuia a los tacos altos de los neumáticos, y dicho nerviosismo disminuyo conforme las llantas fueron desgastándose y los tacos disminuyendo de altura, y en general un comportamiento muy bueno de estas llantas, bueno me duraron ¡¡¡24,000 kms!!! y al cambiarlas opte por unas Metzeler Shaara 3 de 80 adelante y 120 atrás, relativamente mucho mas anchas que las originales, de tacos menos pronunciados que las llantas anteriores, aparentemente unas llantas DP un poco mas orientadas a carretera, y bueno pues con estas llantas la moto disminuyo su velocidad punta en unos 5 km/hr pero su confor aumento un poco, pero referente a agarre en curva y a velocidad alta lo sentí mas o menos igual pese a su ancho mayor y su orientación mas a carretera, estas me duraron, la trasera, hasta ahí de los 38,750 kms, es decir 14,750 km, pero la delantera aun con buen dibujo, es decir me duro, la trasera unos 9,000 kms menos que la Bridgeston y con un comportamiento similar en ruta pero en fuera de caminos y sobre todo en lodo su comportamiento netamente menos efectivas que las Bridgeston (las Metzeler se empastan de lodo y pueden llegar a juntar tanto lodo que prácticamente la moto en circunstancias extremas ya no puede continuar), asi que al tener que cambiar la llanta trasera opte por una llanta económica de Taiwán de 880 pesos de costo (cuando la Bridgeston costaba mas de 2,700 y la Metzeler 1,800), esto porque cuando fui a comprar la llanta no pude conseguir la original y tampoco la Metzeler y la gran diferencia de precio y el vendedor que la alabo pues me convencieron

    Puedo decir, ya con el odómetro marcando 42,050 km, es decir aprox. 3,300 kms, que se comporta muy bien en ruta y en terracería y lodo presenta un buen agarre, realmente una magnifica relación costo beneficio, PERO en mojado e incluso en seco, en carretera me a dado algunos sustitos cuando de repente la moto tiende a deslizarse y perder agarre la llanta trasera, repito en general muy adecuado, incluso en lodo mejores esta llanta taiwanesa que la Metzeler, pero por esos “sustitos” aunque tenga que gastar mas de 2 0 3 veces mas mejor comprar neumáticos de marcas como Metzeler o Bridgeston que sufrir un “sustito” en plena curva a alta velocidad y a orilla de un precipicio o invadir el carril contrario cuando venga otro vehículo, la seguridad de uno claro que vale pagar un poco mas por unos buenos neumáticos

    Pues nuevamente felicidades por no haber tenido consecuencias serias y gracias por compartir tu experiencia

    Por ello

      Desvirtúale  

  11. Alex Torres says:

    Gracias por la recomendación definitivamente está en mis planes hacerme de unas llantas con mejores prestaciones por que así como mencionas, igual me he llevado algunos sustos cln las llantas Hindúes, saludos.

      Desvirtúale  

  12. Alex Torres says:

    venado940:
    me encanto el titulo del relato jajaja pero en verdad que bueno que no paso a mayores mi amigo, sinceramente ese accidente pudo haber acabado mucho peor…me agrada tu manera de redactar y de transmitir tus ideas, por otro lado me da mucho gusto que hayas tenido el valor y el temple necesario para volver a subirte a la moto y como dicen por ahí de los errores se aprende, te deseo lo mejor en tus rodadas y cuidate mucho que tu familia te espera, saludos desde Sinaloa!

    Gracias por el comentario, tienes razón, pudo haber terminado peor el asunto, pero no fue así y gracias a eso aprendí mucho y trataré de estár mejor preparado para lo que venga,te agradezco los buenos deseos y de igual manera te deseo muchos kilómetros sin contratiempos, saludos.

      Desvirtúale