La comunidad de la Rueda

La comunidad de la Rueda

Primera parte del relato AQUÍ
Segunda parte del relato AQUÍ

“There and Back Again” escribía Bilbo en su libro, Frodo lo contemplaba, y sin sospecharlo, él escribió su propia historia. Frodo en su infancia soñaba con viajes épicos, llevado por las letras y cuentos de su tío, tomaba parte de la historia de la misma forma en que nosotros lo hacemos al leer. Nosotros como lectores somos transportados y en ocasiones, quisiéramos una historia del tipo que estamos leyendo, y muchas veces no sabemos que lo estamos viviendo, claro, sin la fantasía, pero con algo mejor, la realidad. Los viajes épicos son los que se dan en la tierra, es cuando te sientes seguro y sabes que podrás con todo lo que se venga ese día, es cuando decides bajarte de los hombros de gigantes y empezar a escribir tu propia historia, es en ese momento en que viene el salto.

Mañana del día 3, despierto lentamente.
-demonios, ¿qué hora es?-
Mas tarde lo que debería ser, eso es algo seguro.
-mmm… recuerdo que Omar y Erick fueron a darse un chapuzón al mar, no se quedaron con las ganas, ¿y yo?-
Aquí en la habitación tratando de recuperarme, de estos dos días de viaje excelso
-joder, ¿la edad empieza a pesar?, pero si solo tengo 31 años! Estoy en la flor de la edad, mmm ok prescindiré de aventarme al mar, peeeero, si quiero mojarme los pies en el pacifico por unos minutos-

En el mar la vida es...

En el mar la vida es…

Bajo a la playa y me encuentro con la Gloria, el mar, bendito pacifico con su agua azul y sus amaneceres y atardeceres de postal. Mis compañeros ya se están preparando para salir, y yo sigo chapuzando cual caracol todavía en la playa, tomo autorretratos, veo a la distancia a Zolin y Almighty en su habitación, ya casi listos me supongo, ellos son los que en teoría iban a salir más temprano. Omar y Eric ya subieron a la habitación, así que haciendo las cuentas, yo soy el que saldrá más tarde. Trato de disfrutar lo más que puedo este breve lapso de calma en un día que será dominado por la prisa.

Al subir, Omar y Eric están casi al 100 y yo todavía me bañare. Zolin y Almighty se despiden, y yo poco a poco me preparo. Al bajar encuentro la moto en el estacionamiento, sorpresa Erick y Omar todavía no se han ido, es una lástima que ellos toman dirección diferente a la mía, si no, hubiera sido un gusto acompañarlos en su ruta. Ellos bajan por Nayarit, yo, Retorno a Durango, Zacatecas, por la carretera de cuota en esta ocasión, para finalizar mi día en Aguascalientes. Recientemente una de mis hermanas se mudó a Aguascalientes y planeo una brevísima visita para conocer donde vive actualmente.

Finalmente ya solo en el estacionamiento, termino de acomodar mis cosas, reviso mecánicamente la moto, noto que el nivel de aceite ha disminuido un poco, pero nada preocupante. En este punto sigo muy confiado, apenas hace dos días recorrí 960 km en un solo día hasta Durango desde la CDMX, entonces los 670 km que voy a recorrer hoy no me asustan, (error mío, por confiarme).

Seguimos en contacto

Seguimos en contacto

Salgo del estacionamiento del hotel 9:30, ya no hay señales de mis compañeros, yo creo que ya deben estar por salir de la ciudad, yo, todavía planeo desayunar algo en el Oxxo, hacer recarga telefónica, pasar al cajero, avisar a mis seres queridos y después de todo eso, arrancarme con todo hacia Durango, al detenerme en el Oxxo entre los mensajes de Whatsapp, noto que todos siguen en Mazatlán al igual que yo, pero haciendo otras cosas, rio un poco y continuo con mis faenas matutinas, sí, ando con calma, pero ya es hora de empezar a apresurarme.

Hecho todo lo anterior, pongo el GPS me guía a la salida de la carretera, lo apago confiando en que habrá señalamientos. El sol empieza a hacer estragos aun siendo tan temprano, y con equipo completo de moto, ufff!!, la carretera está en buen estado, es una recta enorme, hay muchos convoyes militares, voy rebasándolos con gusto, la Gixxer está al cien y sintiéndose en casa por la altitud a nivel de mar. Pasa un rato y lentamente me cuestiono, ¿la desviación hacia Durango estaba tan lejos?, ya voy varios kilómetros y no veo nada, de hecho, veo más señalamiento hacia Tepic… mejor me paro a checar el GPS.

PUM! Noto estupefacto que me he pasado por 40 km del entronque,  maldigo mi distracción, me apresuro en dar media vuelta y a darle gas a la Suzuki, voy un poco impaciente viendo como los kilómetros se acumulan, la cuenta se va reduciendo, 40 km, 35 km, 30 km… 10 km, 5 km, 1 km, ok, atento no quiero que se me pase de nuevo la salida, veo el puente a la distancia y no entiendo cómo fue que pase de largo, ¿demasiado disfrute en la ruta?, ¿mente no enfocada? No lo sé, pero afortunadamente no fue tan grave. Ahora si encaminado hacia Durango me determino no hacer paradas, o por lo menos hacer las mínimas, relativamente todavía es buena hora, y ahora voy a irme por la carretera de cuota. Uno de mis deseos al iniciar este viaje era conocer el puente “El Baluarte”, el puente atirantado más alto del mundo, y pasar por esta carretera, la cual dicen es espectacular y altamente panorámica. Es hora de comprobarlo.

Pero como fue posible que la $&/%# ??????

Pero como fue posible que la $&/%# ??????

Ahora sí, en el camino correcto

Ahora sí, en el camino correcto

Avanzo sin problemas alejándome cada vez más del mar, empiezo a subir la sierra nuevamente y vengo observando que efectivamente la carretera es altamente paisajista, las imágenes que nos regala son sublimes, realmente no tengo palabras para describir, me falta vocabulario, lo dejo reservado para que ustedes lo vean con sus propios ojos, es algo que de verdad tienen que vivirlo para entender.

Túneles y mas Túneles...  Los enanos cavaron con gran ambición y muy profundo. Ya sabes lo que despertaron en la oscuridad de Khaz... errr digo, estan padres

Túneles y mas Túneles…
Los enanos cavaron con gran ambición y muy profundo. Ya sabes lo que despertaron en la oscuridad de Khaz… errr digo, estan padres

La cantidad de puentes y túneles me tiene asombrado. Entro de lleno en la sierra y los paisajes se tornan impresionantes, las moles a la distancia impávidas contemplan el paso de un simple motociclista que pareciera que tiene la carretera para él solo. Nadie me molesta, no veo a nadie, raramente me encuentro con algún tráiler que sube con parsimonia la carretera, los dejo rápidamente atrás mientras vengo engolosinado con el acelerador, las curvas constantes y de radio amplio me incitan a inclinar la moto, vengo divirtiéndome a mas no poder, aun cuando había pensado no parar, tengo que hacerlo en un par de ocasiones, unas cuantas tomas fotográficas son dignas de consumir un poco de tiempo. Repentinamente me encuentro con algo que me sorprende, y de lo cual no tenía idea, un túnel enorme, una longitud de 2.799 km!, esos números me parecen irracionales, un túnel de casi 3 km, en medio de la nada, atravesando esta masa de tierra, toneladas y toneladas de montaña encima… wow, de verdad que el ingenio, espíritu, de la ingeniería humana, que muchas veces damos por sentada es algo impresionante.

Fue en las entrañas de esta montaña en donde los Enanos cavaron muy profundamente, en busca de mithril, no hubo tal, asi que pusieron casetas de cobro

Fue en las entrañas de esta montaña en donde los Enanos cavaron muy profundamente, en busca de mithril, no hubo tal, asi que pusieron casetas de cobro

Solo nos queda enfrentarnos a la larga oscuridad de Morr.... el sinaloense

Solo nos queda enfrentarnos a la larga oscuridad de Morr…. el sinaloense

Impresionante sin lugar a dudas

Impresionante sin lugar a dudas

Mientras atravieso el túnel, decido sacar un par de fotografías, sé que no debería, pero observo que hay acotamientos y bahías para vehículos a lo largo, así que decido hacer la parada en una de ellas, rápidas tomas y continuemos con nuestro camino. Kilómetros más adelante, llego a uno de los destinos del día de hoy, saliendo de un túnel, lo veo a la distancia, inmóvil, colosal, vasto, el puente “El Baluarte”, al estarlo cruzando, veo sus poderosos tirantes ingentes, disminuyo mi velocidad para poder admirarlo en todo su esplendor, en ese momento lamento no tener lista la cámara de video, ya que la memoria se encuentra llena y las pilas agotadas. Sera excusa para volver. Noto con un poco de disgusto que no hay un mirador, ni atrás ni adelante del puente, debieron aprender del puente de Mezcala que esta rumbo a Acapulco, colocaron un mirador en un excelente lugar, aquí no es el caso, el puente termina en un túnel y saliendo, no hay nada, mis ganas de tener la foto hacen que me orille en un puesto de quesadillas un poco más adelante y dé media vuelta, debe haber algún lugar para observarlo con detenimiento, para mi fortuna si lo hay, no es idóneo, pero cumple su función. Fotos obligadas.

Foto obligadisima

Foto obligadisima

Saludos a la distancia

Saludos a la distancia

Si no salgo yo, no creería que estuve ahí

Si no salgo yo, no creería que estuve ahí

Rodamos y rodamos, dejamos testimonios, para después regresar cuando sea la ocasión.

Rodamos y rodamos, dejamos testimonios, para después regresar cuando sea la ocasión.

Pasado el estupor por tan magnánima obra de la ingeniería mexicana, continúo mi camino, las vistas son más espectaculares que nunca y realmente aunque fuese un fotógrafo profesional ciertamente cualquier toma quedaría a deber. Por otro lado, la gasolina es un tema que me empieza a preocupar, no hay gasolineras, la última ya tiene un buen rato que la visite, y ahora tengo en frente la sierra sin nada más que escasos poblados pequeños que se divisan a la distancia, y no conozco la zona. ¿Qué hacer? Me pregunto, la Gixxer viene consumiendo combustible con singular gusto, me está dando 250 km por tanque al límite, y me estoy acercando peligrosamente a ese número, decido que en la primera parada que vea, preguntare por gasolina. Veo un letrero que indica el kilometraje para el otrora DF, el primero que tiene esa indicación, hacía ya muchos km y un par de dias que los había dejado de ver. 1047 km, un poco lejos pienso, al observarlo quedamente me entra en razón todas las veces que me han dicho que estoy loco, tal vez tengan razón, tal vez ellos son los que están locos, es difícil saberlo. Metros más adelante hay un pequeño parador, decido hacer el intento de conseguir combustible, después de preguntar en varias chozas, me indican que en el puesto de quesadillas del fondo tal vez tengan el preciado líquido, acudo ahí, y me dicen que efectivamente, si tienen, pero tienen que ir por el al pueblo, puede tardar un poco. ¿Dónde esta susodicho pueblo? se preguntaran, sencillo, al fondo del barranco de donde nos encontramos por supuesto… sin mucho por hacer, ya que todavía me falta un buen tramo para llegar “Al Salto” (donde cargare gasolina de nuevo), y que prácticamente voy en reserva, me resigno a esperar y aprovecho para comer, pido unas respectivas quesadillas, y sí, me preguntaron quesadillas ¿de qué? (No sé porque los de los estados, se quejan que en el DF hay quesadillas de todo y no necesariamente llevan queso… en fin).

Entre montañas te veas

Entre montañas te veas

Tienes que rodarlo, para que nadie te diga

Tienes que rodarlo, para que nadie te diga

Hello there!

Hello there!

¿Quien esta mas loco?

¿Quien esta mas loco?

Ya comido y con una caguama de gasolina para la moto (llenado directamente desde unas botellas de Corona, siendo la única gasolina que tenían) emprendo el viaje, veo avanzar el reloj, ya pasan de las 3 de la tarde, y no pareciera que siquiera me acerco a mi destino, realmente las distancias en el norte del país se deben de medir de diferente manera y con respeto a la ruta. Comienzo a cansarme ligeramente, la carretera aun siendo de cuota, y cara, está en muy mal estado, llena de hoyos, baches, partes donde el asfalto dejo de existir hace tiempo, eso hace que incremente mi concentración al camino, no quiero accidentes en medio de la nada, voy concentrado en eso, noto que en el tablero comienza a parpadear el símbolo de que ya estoy en reserva y me pregunto, ¿cuánto faltara para la desviación hacia El Salto?, me orillo y noto nuevamente con impresión de que la salida la había pasado hace ya unos 5 km, marrrrrdita sea!!! Y yo aquí gastando gasolina a lo idiota, ni modo, a regresarme de nuevo, tomo la deviación y temo un poco tener que llegar “caminando la moto”, me digo a mi mismo, bueno si son unos cuantos km, no es tan malo, malo hubiera sido que mucho más atrás me hubiera tocado ésta situación, la moto comienza a  toser mientras veo un letrero que dice “El salto”. ¡Llegue! Y no tuve que parar, a la primera gasolinera que veo, cargo tanque lleno.

Pasado el susto, ahora ya con más tranquilidad en cuanto a combustible reinicio la faena, hago cálculos rápidos y pienso que todavía llegare a buena hora a Aguascalientes, nuevamente soslayando el tamaño de Zacatecas. El camino se vuelve un poco monótono ya que vuelvo a la carretera 40D las rectas continúan hasta la capital, aun así los increíbles paisajes salvan la experiencia. Vengo con el acelerador a todo lo que da, ya que las condiciones de la carretera mejoran considerablemente y está casi totalmente despejada. Me detengo un momento antes de entrar a la ciudad para revisar la ruta, tomar un par de fotos ya que comienza a caer la tarde con su luz amarilla, y la cercanía a la ciudad me alienta en que todo saldrá bien. El mapa indica que más adelante hay una gasolinera donde cargare nuevamente gasolina y continuare.

oookeeeiii

oookeeeiii

Antes de llegar a Durango

Antes de llegar a Durango

Toda una campeona

Toda una campeona

Hacia Durango vamos

Hacia Durango vamos

Si no soy yo, quien me toma fotos?

Si no soy yo, quien me toma fotos?

Tomo el libramiento de Durango y enfilo hacia Zacatecas, nuevamente me inunda ese sentimiento de pertenencia a esa tierra, siento que estoy más cerca de mi destino, estoy avanzando a buen paso, no me he detenido para nada cuando diviso el famoso anuncio, “Bienvenido a Zacatecas”, excelente pienso para mis adentros, cuando repentinamente noto la distancia indicada en uno de las indicaciones al lado del camino, Zacatecas 191 km… PUM!

Zacatecas nos recibe

Zacatecas nos recibe

Camino y mas camino

Camino y mas camino

Pasan de las 5 de la tarde, y el balde de agua fría pronto es sustituido por la mentalidad analítica, el plan es sencillo, llego al poblado de Vicente Guerrero, cargo combustible, consigo un garrafón para llenarlo con gasolina, porque definitivamente no quiero estar sufriendo por gasolina, de noche, sin luz, en medio de la nada en la carretera de Zacatecas, así que para evitar lo que me paso de ida, ahora lo resolveré de esa forma, eso me dará tranquilidad, también comeré un pequeño tentempié, Aprovechare para un descanso de 10 -15 minutos, hablare con mi novia “N” para ponerla al tanto, y a todos los demás interesados en el viaje. Llegando a la gasolinera, resuelvo todo esto, le marco a mi hermana y le informo donde estoy, se sorprende por lo lejos que todavía ando, le digo, “mira no se bien a qué hora llego, pero llego”. Lleno mi nuevo garrafón de agua de 6 litros. Me declaro listo para afrontar la obscuridad y todo lo que venga, me pongo el ajuar completo, capas de ropa como cebolla, me fajo y a darle que es mole de olla.

Inicia la hora magica

Inicia la hora mágica

Tres días en el camino, tres atardeceres

Tres días en el camino, tres atardeceres… muchos mosquitos

Déjate venir Zacatecas que ahora si ando listo

Déjate venir Zacatecas que ahora si ando listo

Los letreros con el nombre de Sombrerete aparecen, ya los alucino, aunque en esta ocasión los dejo atrás rápidamente, totalmente recargado, planeo aprovechar cada rayo de luz que tenga disponible, lentamente el ocaso va cayendo, la luz desciende y poco a poco me voy quedando en una total y completa obscuridad, estoy sorprendido por el poquísimo transito que tiene esta carretera, veo un automóvil en promedio cada 20 minutos aproximadamente, ya sea que lo rebase, o ya sea que me rebasen. Muchas camionetas de trabajo, y muchas camionetas V8, V6, con vidrios obscuros, repentinamente algún alma a pie caminando al lado de la carretera, la luz blanca de mi faro les da una vista fantasmagórica, campesinos, gente sencilla que simplemente el trabajo los agarro en el campo todavía regresando a sus casas, algunos a pie, otros con su burro cargando cosas, y enormes tramos de carretera sin nada, la obscuridad es total, hoy la luna no ayuda, apenas esta creciente, no alcanzo a distinguir nada que mi faro no toque, todo lo demás, obscuridad, volteo hacia arriba y las estrellas brillando con su pálido resplandor.

Volteo a mis lados, y nada, sé que los paisajes ahí están, simplemente es como si el negro se extendiera desde mis pies hasta las estrellas. Me siento confortable, pensé que me vería a mí mismo más ansioso, pero no es así, el aire comienza a enfriar, y mi mente lentamente se va adormeciendo, me pierdo en mis pensamientos, y antes de que me dé cuenta, doy el primer cabezazo. Esto me alerta, nuevamente el monótono camino, el cansancio comienza a hacer estragos de nuevo.

Recuerdo que me paso lo mismo en la ida, seguramente estoy pasando por ese mismo tramo, pero de regreso, abro la visera de mi casco y comienzo a moverme en el asiento, debo luchar con el sueño, me concentro en ellos un lapso de tiempo, hasta que a la distancia alcanzo a ver una congregación de luces rojas, siguiendo el camino, me llama la atención, y esto termina por despertarme. Al irme acercando voy frenando y me doy cuenta de que no avanzan, están totalmente parados, una columna de carros de un par de kilómetros de largo, avanzo un poco entre todos, y le pregunto a alguien si sabía que sucede, me comenta que un accidente. Avanzo con precaución entre los autos ya que la gente empezaba a bajarse de ellos, al colocarme hasta el frente veo el accidente, una camioneta, de esas que son grandes, totalmente deshecha y volteada sobre el pavimento, las grúas están volteándola, pasa por mi mente si fue alguna de las que me rebasaron, este pensamiento me causa escalofrió, me recuerda lo frágil que somos y como todo puede cambiar en un segundo. Los policías me dan paso ya que soy moto, “proceda con cuidado” me advierten y continuo el camino, ahora ya totalmente despierto y alerta, el camino ahora con más razón es totalmente para mí, no veo luces en los retrovisores, no sé cuánto tiempo más esté cerrada la carretera, pero yo voy a provechar todo lo que pueda. Más adelante me detengo, la moto viene en reserva de nuevo, no he visto ni una sola gasolinera en muchos kilómetros, pero no importa, hago uso de mi bidón improvisado y continuo.

Fresnillo-Zacatecas. Ya mas cerca

Fresnillo-Zacatecas. Ya mas cerca

Comienzo a ver los letreros indicando Fresnillo, ok, perfecto, ya estoy cerca de la ciudad de Zacatecas. Paso por el pueblo donde aquel amable muchacho me ofreció comer una discada, pienso nuevamente en él, y digo, bueno será para la otra, ya sé dónde vive jaja, la moto viene a todo lo que puedo exprimirle, no se inmuta no se queja, no falla, una delicia de moto, ya vengo bastante cansado de la espalda baja, y a pasar por una caseta hago una parada, nuevamente aviso a todos mi paradero, son pasadas las 8:30 y todavía me faltan más de 200 kilómetros, nuevamente hago cálculos, y llegare entre 10:30 y 11 pm. Mucho más tarde de lo que originalmente quería, no sé porque me llevo tanto, Salí tarde?, me retrase mucho?, dos perdidas?, demasiadas fotos? el accidente en la carretera?… Bueno si lo juntamos todo explicaría el porqué. No me cuestiono más, y sigo con el cansancio cada vez acentuándose, y ahora llega un factor extra, el frio, la temperatura comienza a bajar considerablemente, hasta ese punto, había hecho frio, pero tolerable, en este punto, comienzo a sentir como inicio a temblar, los dedos se están entumiendo, y todas las capas de ropa que traigo son insuficientes. Hago movimientos con las manos, con los dedos, con el cuello, con todas las partes que puedo mover estando en la moto.

Vagamente reconozco los lugares por donde voy, recuerdo haber pasado de día por ahí, pero ahora de noche, nada más que los letreros me son familiares. Finalmente tomo el libramiento a Zacatecas, eso indica que me queda como 1 hora hasta mi destino de ese día. Hasta que finalmente veo aquello que reconforta mi helado cuerpo. “Bienvenidos a Aguascalientes”.

Lo logre!! (casi)

Lo logre!! (casi)

Me detengo y pongo el GPS, no quiero perderme una tercera vez hoy, sé que estoy en el extremo norte del estado, pero también el estado no es muy grande y la carretera es una recta, no debe presentarme mucho problema, el GPS indica 45 minutos hasta mi destino, animado y temblando de frio hago ronronear a la moto y continuo pasando kilómetros.

Finalmente, pasadas las 11 pm llego a casa de mi hermana quien me recibe efusivamente y me ofrece una comida que me supo a gloria, mientras cómo y bebo chocolate no puedo dejar de temblar, el frio se impregno hasta los huesos, pasaría más de dos horas para que pudiera entrar en calor, ya es tarde y es hora de descansar… por hoy. Nada más confortante que llegar a una casa donde eres bien recibido y querido. Simplemente Gracias!

La vista de Aguascalientes por la noche

La vista de Aguascalientes por la noche

Nuevamente despierto en otro lugar que no es mi casa, es el 4º día. Me levanto tarde nuevamente, hoy me esperan 500 km de nuevo, pero decido tomarlo con calma, el día pesado fue ayer, y hoy lo único que tengo que hacer, es llegar a casa, pero antes de eso, una pequeña, muy pequeña convivencia con mi familia. Me ofrecen quedarme un día más, me insisten en ello diciendo que ya es tarde para salir, pero mi terquedad me dicta que debo continuar, de saber lo que pasaría, horas más adelante, me quedo con ellos y salgo al día siguiente más temprano…

Este muchacho tuvo buenas influencias

Este muchacho tuvo buenas influencias

Casual sacando el perro por la mañana

Casual sacando el perro por la mañana

Un hogar lejos del hogar

Un hogar lejos del hogar

Desayuno, platica, reacomodo de cosas, y esta breve visita acaba, no importa, los veré en una semana en la CDMX para las fiestas decembrinas (xD). Monto todo de nuevo, me pongo el equipo completo, y me despido, es hora de continuar. Pongo el GPS, me saca por una carretera secundaria, y me incorporo en cuanto puedo a la carretera 45D. Vengo gustoso y con buen tiempo, el sol brillando y pienso que hoy será la culminación del viaje más largo que he hecho.

Un poco transitada la 45D

Poco transitada la 45D

Mexico 448. Ya me siento en casa prácticamente!

Mexico 448. Ya me siento en casa prácticamente!

Mientras atravieso el pequeño tramo de Jalisco veo el cerro que siempre me ha llamado mucho la atención, un monte que termina en meseta, un mini Roraima aquí en México, así que hago o que siempre quise, detenerme para verlo lo más cerca que pueda y tomarle fotos. Resulta que se llama cerro “la mesa redonda”, mejor nombre no le pudieron haber puesto. Continuando con el viaje, kilómetros mas llego nuevamente a esa tierra de ensueño que es Guanajuato, comienzo a ver sus coloridos letreros haciendo referencia a las canciones de José Alfredo, y yo, vengo gustoso, me parece que traigo buen tiempo. Incluso podré llegar a cenar algo con “N” y posteriormente a mi casa a dormir, o ese era mi pensamiento.

Roraima eres tu?

Roraima eres tu?

Vamos a detenernos, ¿porque no?

Vamos a detenernos, ¿porque no?

Guanajuato donde la vida no vale nada

Guanajuato donde la vida no vale nada… de nuevo

Voy atravesando los pueblos de Guanajuato con singular gusto, el calorcito de la tarde está pegando rico, el clima es envidiable y todo parece ir bien, sin embargo, noto que estoy haciendo más tiempo del esperado, decido acelerar el paso, el sol se va ocultando en el horizonte y calculo que a lo más, me queda una hora con luz natural. Hago una parada delante de una caseta para espabilarme un poco, e hidratarme.

La gixxer casi en el ocaso

La gixxer casi en el ocaso

Envidiable tarde

Envidiable tarde

Motoruta al infinito

Motoruta al infinito

Voy pasando Salamanca cuando noto en el horizonte que el sol se oculta, eso quiere decir que el frio se va a desatar, en contra de mis deseos decido hacer una parada rapidísima para volver a colocarme la ropa térmica porque volveremos a rodar de noche. Aprovecho la hora mágica para hacer un par de fotos rápidas y a seguir con ímpetu.

Entre Salamanca y Celaya

Entre Salamanca y Celaya

Salamanca nos Despide

Salamanca nos Despide

Ultimo atardecer en la carretera

Ultimo atardecer en la carretera

Noto que en esta carretera se llena de autos y de tráileres, prácticamente se podría decir que hay tráfico, sé que estoy en el corredor industrial y es normal que así sea, sin embargo no deja de ponerme nervioso tanto tráiler doble semi remolque , quiero pasar toda esta sección lo más rápido posible, me empiezo a apurar, paso a cargar gasolina a Celaya y mandar mensajes, parada rápida. Sería mi última parada del viaje.

Fatídico Querétaro

Fatídico Querétaro

Ya totalmente obscuro atravieso Querétaro, la ciudad no representa problema, solo me llama la atención que la carretera comienza a ponerse en pésimo estado, los baches son hoyos, y debido a la configuración de cómo está construida la carretera, muchos acaban esquinados en Angulo de 90°, lo noto, pero confió en que podre esquivarlos, el tráfico se intensifica, supongo que por la fecha mucha gente está saliendo a pasar las fechas con su familia, más el tráfico de los que trabajan ahí, más los camiones de carga etc. Realmente nunca me había tocado tanta congestión en esa vía.

Los carriles de baja están prácticamente detenidos, por los camiones de carga más pesados. Llega un momento en que voy en el carril de extrema izquierda prácticamente empotrado entre  3 carros, delante de mí una van, a mi lado derecho una camioneta Nissan de carga y atrás de mi un Beetle. No vamos tan rápido por la cantidad de autos que hay en la autopista, prácticamente vamos a 80 km/h. Quiero bajarme a uno de los carriles de la derecha, pero ni la van delante, ni la camioneta me dejan espacio para cambiarme, considero que frenar un poco para dejarlos adelantarse es la opción aunque el conductor del Beetle se enoje, en esas dubitaciones me encontraba cuando veo que la Van enfrente de mi hace una maniobra brusca casi estrellándose con la barrera de contención de la izquierda, acto seguido alcanzo a observar un bache que parecía cráter que media casi lo ancho del carril, no podía hacerme a ningún lado, venia encerrado, no podía frenarme porque seguro me atropellarían, no podía cambiarme a la derecha porque me estampo con la camioneta, y misma historia a la izquierda con la barrera de contención, sin tiempo de reaccionar, llega rápidamente a mi mente la famosa frase, “ante la duda Gas” alcanzo a acelerar mínimamente, sé que lo único que puedo hacer es tratar de pasarlo lo más recto posible agarrando firme el manillar y esperando lo mejor.

PUM!!!! Me estrello de lleno contra el cráter, la moto y yo damos un salto al caer en el pavimento de nuevo damos otro salto más pequeño… lo… logre?, ¿no caí?, efectivamente no caí, sigo rodando, sigo recto, ¡joder no me golpee ni la espalda! aguante el golpe con los pies. ¿Todo bien?, No sé qué paso con los de adelante ni con los de atrás, supongo que vieron el golpe que me di y bajaron la velocidad, -tengo que orillarme – urgentemente pienso, comienzo a hacerme a la derecha y noto un extraño en el rin delantero de la llanta, cada vez se hace más notorio, cuando llego al acotamiento de la derecha es bastante claro que la moto no está bien, lo primero que pienso es que se ponchó la llanta, veo a la distancia una gasolinera, y me digo, bueno, tendré que pedir asistencia vial, el golpe de adrenalina está pasando y percibo como voy temblando de las manos. Finalmente llego a la gasolinera y me estaciono frente a la tienda de conveniencia, lo primero que hago es bajarme y revisar la llanta… rin doblado, llanta desinflada, Slime goteando… No importa, estoy bien, entero, no caí, mis planes para llegar a la Ciudad se arruinaron, pero ahora tengo que resolver esto.

Rin doblado

Rin doblado

Llanta desinflada

Llanta desinflada

Tan cerca de llegar...

Tan cerca de llegar…

Y ahora… ¿Qué hago?, organizo mis ideas, conforme la adrenalina se va, me empieza a llegar el golpe de realidad, no sé bien donde estoy, afortunadamente esta gasolinera estaba cerca, primero lo primero. Marquemos a “N” y a casa para avisar que acaba de suceder, posteriormente marquemos al seguro, minutos pasan, N me tranquiliza, y caigo en la resignación, ok tendré que esperar lo que tenga que esperar. El ajustador ya viene, así que aprovecho para comer algo en la tienda. Al llegar el ajustador me dice que procede, resulta que Capufe usa de seguro Qualitas, y yo tengo Qualitas, por lo tanto, las operaciones de lo que sigue se simplifican, el seguro de la carretera me pagara los daños ocasionados a la moto y yo con mi seguro pediré asistencia vial, la cual me llevara hasta la puerta de mi casa. Perfecto, así lo hacemos, el ajustador se va y yo me quedo ahí esperando la grúa.

El tiempo sigue corriendo, y la grúa no llega, marco varias veces al número que me dieron y me dicen que ya va en camino, que ya salió hace más de una hora, pues yo no veo claro nada, ya pasaron un par de horas y nada, repentinamente veo una grúa enorme, de esas grúas para camiones, llegar por mí, me quedé estupefacto porque traía arriba la grúa que iba por mí. Si, efectivamente, la grúa que fue por mí, fallo y tuvo que ir una grúa más grande por ella… y ella por la moto… si, esas cosas pasan. Las pruebas aquí están.

Una grúa se columpiaba en la tela de una araña, como veía que resistía...

Una grúa se columpiaba en la tela de una araña, como veía que resistía…

Gruaception

Gruaception

 

Ya una vez arriba me llevaron a su base, para que subiéramos la moto a un vehículo más adecuado a su tamaño.

 

Yo lo esperaba así desde el inicio xD

Yo lo esperaba así desde el inicio xD

Yo iba tan cansando y tan agotado mentalmente que me dormí en el regreso a la Ciudad de México, cuando desperté ya íbamos sobre periférico a la altura de Barranca del muerto. Llegamos a mis casa a las 2:30am, de ahí solo fue bajar la moto y a descansar, ya que mi familia también seguía de viaje. 3:30 am y yo finalmente estoy en mi cama pensando y tratando de conciliar el sueño.

Llegamos! de otra forma a la pensada, pero llegamos

Llegamos! de otra forma a la pensada, pero llegamos

Y así pues mis compañeros es como resulto mi primera reunión de Motoruta México, todo un viaje, que sin duda volvería a repetir, podría platicarles acerca de lo que es rodar, las enseñanzas que me dejo, la aventura que fue, detallar más las sensaciones que viví, pero, todos lo vivimos de manera diferente, al final del viaje queda una sensación de vacío, una dualidad de estar gustoso de llegar a casa, pero unas ganas de seguir rodando. Todo esto, mis amigos, prefiero que lo vivan ustedes, que no solo lo lean, si no que se den cuenta que es cuestión de levantarse un día, y decir, voy a rodar a X lugar, y hacerlo, así de sencillo es. Lo único que necesitan son las ganas, lo demás llega por sí solo.

Me despido por esta ocasión.

Que la fuerza los acompañe.

Cheers!

No olviden seguirme en Twitter: https://twitter.com/ObiJuan_Kennobi

Siganme en mi canal de YouTube para mas videos:  http://www.youtube.com/c/ObiJuanKennobiMotoBlog

Y Ahora en Instagram:  https://www.instagram.com/motokennobi/

Motoruta México

Motoruta México